Para reflexionar… ¿Quieres estar en lo alto?

“pero los que esperan en el Señor tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán” (Isaías 40:31).

Un hermano de la iglesia le dijo a otro: “Me esfuerzo por estar en el alto en poco tiempo. Quiero mirar a todos de cima para bajo”. “¿Y cómo vas a testificar y evangelizar a los perdidos allá del alto?” preguntó el hermano que estaba escuchando en silencio.

Muchos quieren subir y subir, olvidando que la mejor manera de llegar al alto es permanecer lo más bajo posible. Solo con humildad, con sumisión a Dios, con obediencia a la Palabra, comenzamos a levantarnos. Con Cristo, nos levantamos y no nos damos cuenta. Subimos y no nos cansamos. Subimos y llevamos a muchos con nosotros. Subimos y alcanzamos la maravillosa bendición de Dios, concedida a los que se humillan, a los que esperan ser conducidos, a los que comprenden que solo el Señor puede llevarnos a los lugares más altos. Y, a veces, el lugar más bajo es el lugar más alto donde Dios quiere que estemos.

Quieres subir ¿Quieres estar en el lugar más alto? ¿Mantente quieto y deja que Dios te lleve allí?

Impactos: 2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.