Semillitas Semanales – MINI DEVOCIONALES PARA NIÑOS – Conecta2 con Jesús – Mariela Solano

Este pequeño libro 📖 me llena de satisfacción personalmente, porque han sido dos años de trabajo, pero lo más importante es que la gloria de DIOS se refleja en cada letra y en cada video, cada niño, papá, mamá y familia que han participado en ellos, ha dejado huellas 👣

Y por mucho tiempo, DIOS nos ha dado bendición, amamos lo que hacemos para el Rey 👑 de reyes, pero amamos más su protección, su amor y su camino, hacía la única verdad, que es ÉL mismo.

Gracias a todos por su gran apoyo, es un material GRATUITO y dedicado a los niños.

¡Qué DIOS los bendiga!

Mariela Solano

Puedes descargar las Semillitas Semanales, en el siguiente enlace:
>> Semillitas Semanales – MINI DEVOCIONALES PARA NIÑOS – Conecta2 con Jesús – Mariela Solano <<

Títeres de papel

Construye personajes y cuenta tus historias
Construye, anima, cuenta

Se dice que un dentista francés utilizaba un curioso muñeco, llamado Guiñol, para entretener a los pacientes mientras les extraía sus muelas. Fue tal vez el inicio del teatro de marionetas en Francia. Los títeres o marionetas existen en muchas culturas y su vida ha estado muy ligada al teatro. Algunos se accionan con los dedos, otros emplean siluetas para proyectar sombras y otros son movidos con hilos. Aprovecha tu creatividad y comunica tus ideas de otra manera.

Podemos contar historias con personajes elaborados de maneras creativas. Construye títeres de papel y dales vida para compartir sucesos o anécdotas con otras personas.

¿Qué necesitas?
* Papel o cartulina de colores
* Tijeras
* Colores o marcadores
* Pegante en barra
* Lápiz
* Cinta

¿Cómo lo haces?

1. Toma una hoja, del color que quieras, y dobla los extremos más largos hacia adentro.
2. Pega con cinta la unión entre las hojas.
3. Dobla por la mitad.
4. Vuelve a doblar las puntas para obtener una especie de acordeón en el que puedes meter los dedos.
5. Dibuja y recorta un par de ojos y una lengua larga. Utiliza otros colores.
6. Pega los ojos y la lengua sobre el títere.

Ahora, mete tus dedos y mueve el títere para que cobre vida. Juega a contar historias y prueba diferentes voces. Puedes hacer distintos personajes con esta técnica.

Club de Deportes – EBDV – tRUEWAY KIDS

tRUEWAY KIDS tiene este programa gratuito, cuyo objetivo es compartir el mensaje del Evangelio con los niños e introducirlos en la vida cristiana a través de un tema deportivo.

Los niños aprenderán que DIOS los ha hecho especiales, pero que todos nos hemos quedado cortos en su nivel. Aprenderán que JESÚS vino a ser un sustituto de ellos. A continuación, se les recordará a los niños el llamado de JESÚS a seguirlo y se les introducirá a vivir una vida cristiana.

Descarga – ESPAÑOL:
https://truewaykids.com/es/club-de-deportes-ebdv/

Descarga – INGLÉS:
https://truewaykids.com/sports-program/

Para reflexionar… Un Regocijo Incomparable

“SEÑOR de los ejércitos, dichoso el hombre que confía en ti” (Salmos 84:12).
Mismo con la edad ya avanzada y con la salud perjudicada por la ceguera, hace 32 años, mismo con dificultades financieras y luchas y problemas en cada caminata, mismo no pudiendo hacer todo lo que deseo para el Señor, si tuviese, hoy, que tomar una nueva decisión para mi vida, tomaría el medio de transporte más próximo e iría para la misma vida misionera que abracé hace más de 40 años y que me tiene proporcionados días de gran regocijo. Que bendición es el privilegio de ser un misionero.” (Paulo Barbosa)

¿Cómo usted encara su vida cristiana? ¿Ha alabado diariamente al Señor Jesús por poder ser luz en ese mundo obscuro? ¿Ha buscado ser un instrumento de Dios para transformar las venidas perdidas qué no saben para dónde están yendo? ¿Se ha alegrado con la fuerza que Cristo le da en todas las batallas y dirección en todas las decisiones a tomar?

Muchos que nunca tuvieron una experiencia con el Salvador, juzgan que es una vida sin libertad, donde no puedo hacer eso y aquello es un peso insoportable de cargar. Y usted, ¿Piensa el mismo? ¿O comprende que al conocer la Verdad, se volvió verdaderamente libre?

¿Puede decir a todos que, con Cristo, es verdaderamente feliz?

Para reflexionar… Una Victoria Necesaria

“En mi angustia invoqué al Señor, Y clamé a mi Dios; Él oyó mi voz desde su templo, Y mi clamor llegó a sus oídos” (2 Samuel 22:7).

Dos adolescentes peleaban en la calle. Lo que estaba sé dando mejor, empezó a gritar: “me ayuden, por favor, me ayuden”. Un hombre lo vino a auxiliar y se puso sorprendido con lo que vio. “Está pidiendo ayuda, pero está ganando la lucha”. Qué pedía socorro, dijo: “Sí, pero siento que él está si recobrando…”

Un día nosotros abrimos el corazón para Jesús. Al recibir el Señor en nuestra vida, el hombre viejo, pecador, mentiroso, rebelde y desobediente, es obligado a salir. Al final, tornamos nuevas criaturas y somos dirigidos por el Espíritu Santo de Dios.

Pero, ni siempre, esa verdad es realidad en nuestro caminar diario. Las luchas, las angustias, las aflicciones, y los desafíos de ese mundo nos atacan y percibimos qué precisamos del socorro de Dios. Y estamos ciertos de que el verso que dice: “En mi angustia clamé al Señor y Él me oyó”, es una verdad incontestable para nosotros.

El adversario del Señor nunca nos dejará en paz. Si estamos Fuertes, él siempre intentará seducirnos para que nos alejemos de Cristo. Si estamos flacos, hará de todo para que nos quedemos aún más flacos y fáciles de manejar. Cada cristiano apartado de Dios es una victoria para el enemigo y, por supuesto, no podemos permitir que eso acontezca.

Flacos o Fuertes, venciendo o no, agarremos siempre en las manos de Dios para que el nombre de Jesús siempre sea glorificado en nuestras vidas.

Para reflexionar… Venza La Próxima Lucha

“Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado” (1 Timoteo 6:12)

“Mi vida parece una competición de boxeo. Es una lucha después la otra”, comentó Alonso a su mejor amigo. “Si es así”, dijo el amigo, “luche una lucha de cada vez”.

La mayoría de nosotros pasa la vida enfrentando luchas y batallas. Parece que los problemas nunca acaban. Si pensamos en todas las batallas al mismo tiempo, no tendremos fuerzas para llegar a lugar alguno. El grande secreto es agarrar en las manos del Señor, pedir que llene nuestros corazones de esperanza y fe, y enfrentar cada lucha cuál si fuese a última de nuestra vida. Pensemos que estamos bien próximos de la victoria final.

Si enfrentamos las luchas pensando apenas en las dificultades y que podremos ser derrotados, jamás llegaremos a lugar alguno. De esa manera, perderemos el goce y la alegría de contemplar el puerto de nuestra conquista deseada.

Su vida parece un ring de luchas, mire para cima, confíe en Dios y siga enfrente.