PAUTAS PARA LA HORA INFANTIL

PAUTAS PARA LA HORA INFANTIL

1. Planifique lo que va a hacer con suficiente tiempo de manera que los materiales que va a usar estén preparados y listos cuando llegue el tiempo de LA HORA INFANTILl.

 

2. Escoja una historia corta. Céntrese en lo que desea enseñar y recuerde que la atención de los niños dura solo cinco minutos.

 

3. Base la historia en la Biblia, ese es el mejor libro que existe.

 

4. Siempre que sea posible provea algo que se pueda tocar, mirar, escuchar u oler (que apele a los sentidos). Esta es la clave para la retención de la atención de los niños.

 

5. Cristo debe ser el centro de su historia, por lo tanto no olvide introducirlo al comienzo y al final. No trate de “empujarlo” al final de la historia, recuerde que Jesús es la razón y el centro del Momento Infantil.

 

6. Tenga una o dos personas que le ayuden a controlar los niños para que permanezcan tranquilos mientras se desarrolla el Momento Infantil y también para que le faciliten el acceso y retorno de los niños a sus asientos lo más rápida y silenciosamente posible.

 

7. Disfrute del momento junto a los niños. Olvídese de los adultos que lo circundan y concéntrese en los niños. Utilice palabras sencillas, cortas y llenas de alegría, haciendo uso de la repetición para fijar los conceptos en la mente de los niños.

 

8. El uso de ayudas visuales atrae la atención de los niños y les ayuda a recordar la lección aprendida.

 

9. Relate la historia pero no la lea. Repase la historia varias veces hasta que la pueda presentar con fluidez. Si la historia es muy larga es mejor resumirla.

 

10. Siempre que esté hablando a los niños mantenga el contacto visual con ellos. Colóquese a la altura de su vista. Si usted está de pie los niños tendrán que levantar la cabeza mediante un movimiento que no es fácil de sostener durante mucho tiempo. Es mejor que se coloque de rodillas o se siente en una silla bajita donde pueda mirar los niños a su nivel.

 

11. Recuerde que este espacio de tiempo representa el sermón para los niños por lo tanto no presente un cuento sino un mensaje espiritual comprensible que deje una enseñanza clara. El énfasis de la historia no está en los objetos que se utilizan, ni en los personajes, sino en la enseñanza que se desea transmitir.

 

12. Vigile el tiempo de manera que haga buen uso del mismo sin alterar la programación que sigue a continuación. Unos 5-6 minutos es suficiente.

 

13. Haga cualquier esfuerzo posible para no suspender la Hora Infantil por motivos que no sean realmente importantes. Recuerde que los niños esperan su sermón y se sentirán muy defraudados cuando no se les ha preparado algo.

 

14. Evite el uso de historias con elementos irreales. Estas cosas apelan a la fantasía y se alejan de la realidad de la Biblia. No use perritos que hablan, animalitos que piensan u objetos inanimados a los que se les llena de tanta fantasía que se convierten en realidad en la mente de los niños. El niño de hoy se mueve en un mundo de mucha fantasía, violencia y escenas que confunden; no lleve esos elementos a la iglesia porque hacen daño y distorsionan la realidad de la Palabra de Dios.

 

15. Recuerde que el cielo ha prometido enviar sus ángeles para ayudarle. Dios estará a su lado y le usará para comunicar a los niños un mensaje que apele a su edad y entendimiento; pero usted debe estar bien preparado para que esto se pueda lograr.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.