Para Reflexionar… ¿Quién Es El Qué Transforma?

“Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor” (2 Corintios 3:18).

“Estoy haciendo todo lo que puedo para ser transformado, pero no veo progreso”, le dijo un joven a un amigo cristiano. “¿Y alguna vez has abierto tu corazón a Jesús?”, preguntó el amigo.  “Así como soy, no sería bueno tener a Cristo en mi corazón. Por eso quiero que mi vida cambie”, continuó el joven. ” “Recibid, primero, a Jesús como vuestro Señor y Salvador, y luego será transformado”, concluyó el amigo.

Es Cristo quien produce todo el cambio necesario en nuestras vidas. Solos no podemos lograr nada. Con el Señor todo será más fácil, porque Él puede obrar en nosotros y mostrarnos el camino a la vida abundante y eterna. ¿Queremos alcanzar la felicidad? Dejemos que Cristo nos muestre el camino correcto.

¿Queremos alcanzar nuestros sueños e ideales? Cristo es la Persona perfecta para llevarnos a las victorias. Queremos que nuestro caminar deje huellas innegables, que nuestro semblante resplandezca aún en medio de la oscuridad, que nuestras actitudes reflejen el amor de Dios, para que no perdamos el tiempo intentándolo por nosotros mismos. Deja que el Señor Jesús sé el artífice de nuestra transformación.

Impactos: 29

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *