Para reflexionar… Certeza Para El Futuro

“Sé a quién he creído, y estoy seguro de que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día” (2 Timoteo 1:12).

Como aquel personaje de los programas de comedia, que no dejaba de decir: “Déjame decirlo, solo abro la boca cuando estoy seguro”, muchos de nosotros creemos que estamos seguros de lo que decimos, lo que hacemos, a dónde debemos ir, y así. Estamos seguros de todo y, en realidad, no estamos seguros de nada.

Nuestra vida, por supuesto, necesita estar fundada en una única certeza: “Jesucristo es el Señor y sin Él nada podemos hacer”. Muy feliz el que camina en la certeza de que, con Cristo en el corazón, nunca errará en el camino, nunca vivirá perdido, nunca dejará de creer que tiene el nombre colocado en el Libro de la Vida y estará eternamente con Dios.

Estoy seguro de que mi vida cambió cuando conocí a Jesús. Estoy seguro de que nunca encontraré un Amigo más amoroso y verdadero. Estoy seguro de que no pienso volver… ¡Nunca!

¿Tienes alguna certeza sobre tu vida y tu futuro?

Impactos: 28

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *