Para Reflexionar… El Pasado Está Atrás

“Hice mucho por el Evangelio en el pasado, y ahora tengo derecho a un merecido descanso”, dijo un hermano a otro en la iglesia. Se justificó a sí mismo al no ofrecerse a ninguna convocación hecha por el pastor.

Muchos creen que una vieja experiencia es suficiente para asegurar su felicidad espiritual para toda la vida. Nunca prueban cosas nuevas, nunca reciben lo que el Señor todavía tiene para darles, nunca se renuevan en la presencia de Cristo, nunca viven la vida abundante que el Señor ha preparado para todos nosotros, desde el primero hasta el último día de nuestra vida cristiana.

El Señor tiene bendiciones para Sus hijos todos los días. Y no deberíamos quedarnos sentados esperándolas. Cuando nos ponemos delante del Señor, trabajando para magnificar el nombre de Jesús, somos mucho más bendecidos. Las antiguas bendiciones se han ido, queremos nuevas bendiciones, experiencias que hagan que nuestros días estén llenos de alegría y felicidad.

¿Sigues viviendo del pasado o buscas cosas nuevas en la presencia de Dios?

Impactos: 30

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *