Para reflexionar – ¿Qué Hacer, Dar O Guardar?

“Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís” (Colosenses 3:23, 24).

“Cuando estemos ante el tribunal de Cristo para dar cuenta de nuestras vidas aquí en este mundo, lamentaremos mucho haber dado tan poco. Lo que conservamos se lo dejará a otros y lo que demos seguirá siendo nuestro para siempre”.

Cuando Cristo es el Señor de nuestras vidas, todo lo que hacemos es por Él. Cuando mostramos amor por nuestro prójimo, estamos mostrando nuestro amor por el Señor. Cuando extiendo la mano para ayudar a alguien que ha caído, alabo al Señor tantas veces que Él ha extendido Sus manos para ayudarme. Cuando pongo mi mano en mi bolsillo para ayudar económicamente a alguien en dificultad, estoy glorificando al Señor por haber satisfecho mis necesidades. Cuando sé que a un amigo le falta algo y le ofrezco con alegría lo que le falta, estoy testificando que no me falta nada y ayudo a ese amigo a decir: “nada me faltará”.

Todo lo que he dado en este mundo a una persona necesitada se guarda en mi cuenta celestial. Todo lo que no doy se guarda aquí y no podré usarlo cuando esté con Dios, en el cielo y por toda la eternidad.

¿Te regocijas más por lo que tienes o por lo que das?

Impactos: 3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.