Para Reflexionar… Nueva línea de partida

“…olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” (Filipenses 3:13, 14).

“Con lo que te comprometes determina lo que eres, más que cualquier cosa que te haya pasado ayer o anteayer”. (Anthony Campolo)

A menudo no logramos alcanzar nuestros sueños porque nos detenemos en los fracasos del pasado. Lamentamos lo que hicimos mal o lo que no hicimos. Pero todo esto es inútil y no nos traerá ningún beneficio. ¡Tracemos una nueva línea de partida! Hoy es un nuevo día … De ahora en adelante todo será diferente … El pasado no es más que pasado. Hoy comienzo a comprometerme con lo que será mi vida en el futuro. ¡Yo ganaré! Jesús es mi seguridad y la certeza de que la victoria es segura.

Más que nunca, el mundo necesita a Cristo para cambiar el curso de su suerte. Necesitamos a Cristo … Nuestro hogar necesita a Cristo … Dejemos que Él dirija nuestros pasos y nos muestre el camino a la felicidad y la vida eterna. Si ayer o los días anteriores no recibí mi bendición, no importa. Lo importante es que a partir de ahora, con Cristo en mi corazón, las bendiciones vendrán multiplicadas. Si el pasado fue malo, los días futuros serán maravillosos. Ni siquiera recordaré esos días que pasaron. Solo recordaré los días venideros. Y … ¡Ya vienen! ¡Mi bendición no demorará mucho!

Impactos: 3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.