Para Reflexionar… La verdad nos permite ser siempre libres

“y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (Juan 8:32).

El profesor llegó al aula el día de la prueba y dijo antes de comenzar: “La parte más importante de la prueba de hoy es la verdad y la honestidad. Si fallas en el resto, puedes recuperarte. Si fallas en esa parte, entonces definitivamente será reprobado”.

Así es nuestra vida. Podemos caer y postrarnos, podemos experimentar frustraciones y desilusiones, podemos angustiarnos e incluso sumergirnos en un llanto, incluso podemos flaquear en nuestra fe. Pero, en una cosa no debemos fallar: en lidiar con la verdad que seguramente nos llevará al lugar de nuestras bendiciones.

Cuando no logramos triunfar en el mundo, podemos volver a intentarlo y, con perseverancia, lograr la victoria deseada. Si fallamos ante nuestro Señor, pecando contra Él, nos retiraremos más y más de Su presencia y difícilmente venceremos. Jesús es la Verdad y solo Él puede perdonarnos y darnos la vida eterna.

El mundo esclaviza, la mentira es un pasaporte a la derrota, la Verdad nos hace victoriosos, felices, definitivamente libres.

Impactos: 5

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.