Para reflexionar… Levántate Y Sube Al Roble

“Por lo cual dice: Despiértate, tú que duermes, Y levántate de los muertos, Y te alumbrará Cristo” (Efesios 5:14).

“Hay dos formas de llegar a la copa de un roble. Puedes trepar o sentarte en un árbol joven y esperar. Necesitamos vivir activamente la vida cristiana y no sentarnos pasivamente en nuestras banalidades”. (Zig Ziglar)

¿A qué estamos esperando para empezar a caminar hacia nuestros sueños? ¿Esperamos que caigan del cielo o estamos dispuestos a luchar por ellos? ¿Le estamos pidiendo a Dios que use a alguien para pelear nuestra pelea o somos conscientes de que la pelea es nuestra y que somos nosotros los que debemos pelear?

Sabemos que está escrito en la Palabra que “para Dios no hay imposible”. Creemos completamente en esta verdad. Sin embargo, debemos entender que Dios espera que hagamos nuestra parte, quitar la piedra que cierra la tumba. Cuando no podemos hacer nada más, Él viene a nuestro rescate y nos asegura la victoria. Él puede hacer todo lo que nosotros no podemos hacer solos.

Dios siempre quiere darnos lo mejor. Quiere darnos la victoria en cada pelea. Pero también quiere brindarnos una experiencia espiritual que nos bendecirá durante toda la vida.

¿Vas a trepar al roble o vas a sentarte y esperar toda tu vida?

Impactos: 3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.