Tu tarea acaba de comenzar

Tu tarea acaba de comenzar

por Sam Doherty
El siguiente artículo nos proporciona tres prácticos bosquejos que nos ayudarán a recordar los diez pasos que podemos utilizar en el momento en que evangelizamos a un niño.

Sexto artículo de la serie: Caminemos para ganarlos


La sesión de consejería, tal como la he descrito, puede durar unos 30 minutos; pero requiere años de oración, lágrimas, trabajo duro y cuidado amoroso para alimentar a este niño y conducirlo a una vida de servicio a Dios. ¡No olvides la importancia de continuar con su discipulado!


 

A continuación hay tres bosquejos que se pueden utilizar para aconsejar. El primero contiene sólo una serie de palabras clave que son fáciles de recordar. El segundo es un bosquejo reducido. El tercero tiene más detalles. Si quieres, puedes imprimir uno de ellos o fotocopiarlo y guardarlo dentro de tu Biblia (o pegarlo detrás de la portada). Así podrás usarlo como una guía cuando estés aconsejando a un niño. Personalmente te recomiendo que utilices el segundo bosquejo, el reducido; es muy claro y, a la vez, conciso.
 


Palabras clave para aconsejar


 

1. Sonreír
2. Problema
3. Evangelio
4. Versículo
5. ¿Quieres/o prefieres… ?
6. Oración
7. Seguridad
8. Gracias
9. Ayuda
10. Promesa


Modelo de bosquejo para aconsejar – reducido


 

1. Darle al niño el lugar que le corresponde.


 


2. Averiguar cuál es su problema.

¿Por qué quieres hablar conmigo?
¿Has pecado alguna vez?
¿Has puesto tu confianza en Cristo en otra ocasión?
 


3. Asegurarnos de que comprende el evangelio.


Dios
Pecado
Jesucristo
Arrepentirse y creer
 


4. Utilizar un versículo bíblico.


 


5. ¿Verdaderamente quieres creer en Cristo o prefieres pensarlo más?

Cristo quiere tener el control.
¿Estás dispuesto a arrepentirte del pecado y llevar una vida diferente?
Ser cristiano no es fácil.
Pero el Señor te ayudará.
 


6. El niño ora


 


7. Seguridad de la salvación.


 


8. ¡Gracias!


 


9. Discipulado.

Leer y obedecer la Biblia
Hablar con Dios.
Decírselo a otros.
Pedirle a Dios perdón si pecas.
Reunirte con otros.


 
10. Dios-dice:-Nunca-te-dejaré.


 
Bosquejo para aconsejar – más detallado


 

1. Darle al niño el lugar que le corresponde.


¿Nombre? ¿Te espera alguien? ¿Trasfondo?
 


2. Averiguar cuál es su problema por medio de preguntas:

¿Por qué quieres hablar conmigo?
¿Has pecado alguna vez?
¿Has puesto tu confianza en Cristo en otra ocasión?
 


3. Asegurarnos de que comprende el evangelio.
 
Dios (Página dorada del libro sin palabras)

Preguntarle cómo es Dios.
Creador, Rey de reyes, puro, amor.


Pecado (Página negra del libro sin palabras)

Preguntarle qué cree que es el pecado, con ejemplos.
Preguntarle qué piensa Dios del pecado.
Preguntarle si él es pecador.
Preguntarle si quiere ser diferente.


Jesucristo (Página roja del libro sin palabras)

¿Quién puede llevar tus pecados?
¿Por qué quiere hacerlo?
El Señor Jesús resucitó y es Rey de reyes.


Arrepentirse y creer en Cristo (página blanca del libro sin palabras)

El Señor Jesús te salvará si te arrepientes de tu pecado y crees en él.
 


4. Utilizar un versículo bíblico.

(Juan 1:12; 3:16; 6:37; Hechos 16:31; Romanos 6:23; 10:13; Apocalipsis 3:20).
Explicar lo que Dios quiere que haga y lo que Dios entonces hará.
 


5. Preguntarle si verdaderamente quiere creer en Cristo o si prefiere esperar y pensarlo más?


El Señor Jesús quiere tiene el control.

Debe estar dispuesto a arrepentirse del pecado porque el Señor Jesús quiere ver una vida diferente.
Ser cristiano no es fácil.
Pero el Señor le ayudará.
 


6. Sugerirle que le pida a Jesucristo que le salve.

Animarle a orar audiblemente si parece estar preparado para creer en Cristo.
 


7. Hablarle de la seguridad de la salvación.

Volver al versículo utilizado; hablar del cambio en su vida.
 


8. Pedirle que haga una oración dando gracias.

Darle la oportunidad de orar y agradecerle al Señor Jesús por haberle salvado.
 


9. Comenzar a discipularlo.

Leer y obedecer la Biblia.
Hablar con Dios, su Padre celestial.
Decirle a otros lo que ha hecho.
Pedirle a Dios perdón si peca.
Reunirse con otros cristianos.


 


10. Proporcionarle una promesa bíblica.


Dios-dice:-Nunca-te-dejaré (Hebreos 13:5).
 


Posibles pasos finales:


Hacer una oración de acción de gracias con el niño.
Anotar el nombre y la dirección del niño.
Preguntarle si tiene alguna duda.
Darle una oportunidad para testificar.
Darle al niño un folleto de discipulado (ahora o en otro momento).
Tomado y adaptado del libro Ganemos a los niños para Cristo, Sam Doherty, Desarrollo Cristiano Internacional, 2002, pp. 54–58
 
Consulte los otros artículos afines de esta serie:

  • Pasos 1 y 2: La comodidad del niño y la identificación de sus problemas
  • Pasos 3 y 4: Colores y versículos claves para mostrar el camino de salvación
  • Pasos 5 y 6: Confianza en Cristo y la oración de convicción
  • Paso 7 y 8: La seguridad de la salvación y la oración de gratitud
  • Paso 9 y 10: Discipulado y promesas bíblicas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.