Para reflexionar… ¡Volvamos! ¡Volvamos!

“Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar” (Mateo 11:28).

Hay una historia española de padre e hijo que se  separaron. El hijo se escapó y  el  padre  se  fue  a  buscarlo.  Buscó durante meses sin éxito. Finalmente, en un  último  esfuerzo desesperado por encontrarlo, el padre publicó un anuncio  en un periódico de Madrid.  El  anuncio  decía:  Querido  Paco, encuéntrame frente a esta sala de redacción al mediodía  del sábado. Todo está perdonado. Yo te amo. Su padre. El sábado, 800 Pacos aparecieron, buscando el perdón y el amor  de  sus padres.

Quién sabe, nuestras vidas  van  muy  mal,  todo  sale  mal, estamos tristes y lejos de nuestro Padre. Pero, al igual que en la historia española, nuestro Padre colocó un anuncio  en Su Palabra, ofreciéndonos  perdón  por  todo,  diciendo  que nuestros errores fueron olvidados, con los  brazos  abiertos esperando nuestro regreso.

Muchos “Pacos” aparecieron. Todos esperaban el perdón de  su padre, todos buscaban ansiosos en  los  periódicos  noticias que les permitieran regresar. ¡Querían regresar y no  tenían el coraje! Querían regresar, pero necesitaban una razón para regresar. Quizás somos uno de esos “Pacos”,  que  clama  por perdón y anhela que el Padre nos perdone.

No tenemos que esperar más. La invitación ya ha sido  hecha. El Padre está esperando para bendecirnos, para aliviarnos de las presiones que enfrentamos, para mostrar todo su amor por nosotros.

¡Vamos a volver! ¡Volvamos ahora mismo!

Impactos: 2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.