Para reflexionar… Una Fuente De Amor, Esperanza Y Seguridad

“Y Moisés respondió: Si tu presencia no ha de ir conmigo, no nos saques de aquí”
(Éxodo 33:15).

“¿Dónde podemos ir sin la compañía del Señor? Y si vamos a algún lado, ¿qué tan seguros podemos llegar allí?”

Moisés le dijo a Dios que no quería ir a ningún lado sin Su presencia. Moisés sabía que sin el Señor, la jornada sería dura, los obstáculos serían mucho mayores, los objetivos de la jornada serían inciertos y las bendiciones no se alcanzarían. La presencia de Dios, a su lado, era lo que más importaba.

Los tiempos han cambiado, pero el Dios del amor y las victorias es el mismo. ¿Por qué actuaríamos de manera diferente a Moisés? ¿Por qué arriesgaríamos un proyecto de vida sin las bendiciones del Padre? ¿Por qué cometeríamos un error que Moisés no quería cometer?

En los tiempos de Moisés, en los días de hoy, en la búsqueda de nuestros sueños y logros, no podemos renunciar a la presencia de nuestro Dios, fuente de amor y fe, de esperanza y alegría. Él es nuestra seguridad, la certeza de que la victoria es segura.

No quiero ir a ningún lado sin el Señor. ¿Y tu?

Impactos: 3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.