Para reflexionar… Un Regocijo Incomparable

“SEÑOR de los ejércitos, dichoso el hombre que confía en ti” (Salmos 84:12).
Mismo con la edad ya avanzada y con la salud perjudicada por la ceguera, hace 32 años, mismo con dificultades financieras y luchas y problemas en cada caminata, mismo no pudiendo hacer todo lo que deseo para el Señor, si tuviese, hoy, que tomar una nueva decisión para mi vida, tomaría el medio de transporte más próximo e iría para la misma vida misionera que abracé hace más de 40 años y que me tiene proporcionados días de gran regocijo. Que bendición es el privilegio de ser un misionero.” (Paulo Barbosa)

¿Cómo usted encara su vida cristiana? ¿Ha alabado diariamente al Señor Jesús por poder ser luz en ese mundo obscuro? ¿Ha buscado ser un instrumento de Dios para transformar las venidas perdidas qué no saben para dónde están yendo? ¿Se ha alegrado con la fuerza que Cristo le da en todas las batallas y dirección en todas las decisiones a tomar?

Muchos que nunca tuvieron una experiencia con el Salvador, juzgan que es una vida sin libertad, donde no puedo hacer eso y aquello es un peso insoportable de cargar. Y usted, ¿Piensa el mismo? ¿O comprende que al conocer la Verdad, se volvió verdaderamente libre?

¿Puede decir a todos que, con Cristo, es verdaderamente feliz?

Impactos: 72

Un comentario sobre “Para reflexionar… Un Regocijo Incomparable”

  1. Siento un gozo en mi corazón por la obra que hizo en mi vida y estoy muy agradecida con Él es por eso que le sirvo haciendo su obra , predicando su palabra y alabandolo siempre en cada momento ,sino hubiera Sido por mi señor ya no estaría en ésta tierra , estaría en un lugar de tormento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.