Para Reflexionar… Un regalo que dura para siempre

“Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; más el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna” (Juan 4:13, 14).

 

“Se dice que si ofrecemos un pez a un necesitado, lo alimentaremos por un día. Al enseñarle a pescar, lo alimentaremos para toda la vida. Añado que al ofrecer el Señor Jesucristo a un necesitado, lo alimentaremos espiritualmente no solo por un día o una vida, pero por toda la eternidad”. (P. Barbosa)

El Señor y Salvador Jesucristo es el mejor regalo que cualquiera puede ofrecer a su prójimo. Cuando recibe a Cristo en su corazón, su vida se transforma, sus días son más brillantes, su sonrisa se vuelve constante y su felicidad es infinita.

A veces tenemos dudas sobre qué regalar a los amigos en su cumpleaños. El mejor de todos los regalos es Jesús. Quien lo recibe es siempre feliz y lo lleva consigo a donde va. Es un regalo que dura para siempre. El regalo más valioso e importante de nuestras vidas.

Cuando ofrecemos Jesús a un amigo, ambos somos regalados.

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.