Para reflexionar… Un Corazón Rebosante De Amor

“Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor” (Apocalipsis 2:4).

“Mi corazón rebosa de amor, porque Jesús es un Dios de amor. Mi alma está llena de paz, porque Jesús es mi paz”.

Todos los que abrimos nuestro corazón a Jesús hace muchos años conocemos la canción anterior. Con qué alegría cantamos, a todo pulmón, que nuestro corazón se llenó de amor y paz, porque Jesús moraba en nosotros.

Y hoy, después de tantos años, ¿podemos todavía cantar que nuestros corazones rebosan de amor y paz? ¿Podemos sonreír y brincar, frente a las luchas, a los obstáculos que surgen frente a nosotros? ¿Podemos proclamar en voz alta que guardamos el amor, la alegría y la paz del primer amor? Ciertamente, muchos de los más emocionados en esos tiempos de conversión dirán que no.

¿Podemos criticar tal falta de fe? Claro que no. Muchos factores debilitan nuestra fe y por tanto nuestra alma se desanima. Sin embargo, pido a todos los espiritualmente abatidos que levanten la cabeza juntos, que miren al cielo, que pidan al Señor que nos motive a buscar el “gozo del primer amor”. Él extenderá Sus manos, hará que nuestro corazón se desborde de alegría, y luego celebraremos la alegría de cantar nuevamente:

Mi corazón rebosa de amor … mi alma está llena de paz “.

Impactos: 16

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.