Para reflexionar… Tesoro Eterno E Indestructible

“No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan” (Mateo 6:19).

“Cristo lo es todo para mí.” Cristo lo es todo para mí. Él es el tesoro que tengo, guardado en mi pecho, lo es todo para mí “.

Estaba alabando a Dios con la canción anterior y recordando que tenemos el mayor tesoro del mundo y, muchas veces, no lo valoramos. Soñamos con tener más, con lograr riqueza, con tener bienes que no podemos comprar. ¿Y por qué es todo esto?

Si tenemos un tesoro en el corazón, si tenemos un Amigo tan importante y poderoso, deberíamos estar satisfechos con nuestra gran herencia. Hay personas que tienen millones en el banco, autos de lujo, yates y hasta aviones, y no tienen ese gran tesoro que tenemos nosotros y no nos cuesta nada. No tenemos que preocuparnos por pagar impuestos y tarifas para mantenerlo, y ciertamente recibimos más y más cada día. ¡Cuán bendecidos somos!

Descansemos en el Señor, confiemos en Él y en Sus promesas, alabemos a Dios porque nuestro tesoro nunca será robado y lo tendremos por toda la eternidad.

¿Estás buscando tesoros que puedan desaparecer con el tiempo o estás satisfecho con lo que tienes que nunca desaparecerá?

Impactos: 19

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.