Para reflexionar… Resistiendo Al Enemigo

“Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que el SEÑOR Dios había hecho; la cual dijo a la mujer:…” (Génesis 3:1).

La gran táctica del enemigo es hacernos dudar de lo que Dios nos habla a través de Su Palabra. Nos lleva a malinterpretar la enseñanza del Señor para alejarnos de la presencia de Dios.

Él siembra una mentira, nos hace dudar del poder de las Escrituras, y si no estamos alerta y cubiertos por el Espíritu Santo, podemos caer en su trampa y él celebrará una cosecha abundante entre los escogidos del Señor.

¿Y qué podemos hacer para protegernos de los ataques y las mentiras del diablo? Caminemos seguros en las manos de Cristo, busquemos su guía en todo lo que digamos o hagamos, seamos lectores asiduos de la Biblia y no dejemos de orar siempre que tengamos tiempo libre. Los que oran están en contacto constante con el Señor y difícilmente se dejan engañar por las artimañas del enemigo.

Seamos activos en la obra de Dios, tanto en nuestro trabajo como en el apoyo a los que trabajan. De esta manera estaremos protegidos del mal y disfrutaremos de las ricas bendiciones de Dios.

Como nos enseña la Palabra, debemos resistir al diablo para alejarlo de nosotros.

Impactos: 89

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.