Para reflexionar… ¿Quejarse O Agradecer?

“Grandes cosas ha hecho el SEÑOR con nosotros; estaremos alegres” (Salmos 126:3).

“No debemos quejarnos de los obstáculos que encontramos en el camino. Cada obstáculo superado es un obstáculo menos en la búsqueda de nuestros sueños”.

A menudo nos quejamos de las dificultades que encontramos en el curso de nuestra vida. ¡Estamos equivocados! Lo correcto es agradecer a Dios por las dificultades dejadas por ser una batalla superada en el camino de nuestra victoria.

Necesitamos entender que el Señor está de nuestro lado. Cada problema resuelto es una experiencia adicional en la construcción de nuestra vida espiritual. Después de todo, ¿qué es una lucha por la vida eterna que tendremos del lado de nuestro amado Señor? Y, no podemos negarlo, tan pronto como el problema deja de existir, descubrimos que no era tan grande como pensábamos cuando lo enfrentamos.

Si no viviéramos batallas en nuestra vida diaria, tampoco tendríamos logros que celebrar. Si no entendiéramos que Cristo nos está ayudando a superar los problemas, nunca nos detendríamos a agradecer al Señor por las bendiciones recibidas y no viviríamos los días felices que pertenecen a quienes tienen al Señor en sus corazones.

Entonces, si está pasando por tiempos difíciles, mire al cielo, dígale a Dios que confía en Él y comience a agradecerle por las grandes cosas que seguramente hará.

Impactos: 8

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.