Para Reflexionar… Napoleón ha sido derrotado, nosotros hemos vencido

“Os escribo a vosotros, jóvenes, porque habéis vencido al maligno” (1 Juan 2:13).

Napoleón una vez tomó un mapa y, señalando las Islas Británicas, observó: “Si no fuera por esa mancha roja, habría conquistado el mundo”. El Diablo señaló la cruz de Cristo y dijo: “Si no fuera por esa mancha roja, habría conquistado el mundo”.

Los cristianos, hijos de Dios Todopoderoso, hemos vencido al maligno. No lo hemos vencido por nuestra fuerza ni por nuestro poder, sino por la fuerza y el poder del Señor Jesucristo, Rey de reyes y Señor de señores. En la cruz, por Su amor, venció al maligno por nosotros, definitivamente.

Napoleón perdió la guerra contra Inglaterra. El maligno perdió la guerra contra Cristo. Nosotros, sin pelear, ganamos la batalla y ganamos el premio de la vida eterna en el Cielo, con el Señor que nos dio la victoria.

Solo hay una manera de agradecer al Señor por lo que ha hecho, recibirlo con gozo en nuestro corazón, servirlo con mucha alabanza, obedecerlo y hacer su voluntad.

Con Cristo con nosotros, somos y siempre seremos vencedores contra el maligno.

Impactos: 3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.