Para reflexionar… Larga Vida

“El Señor es mi pastor; nada me faltará” (Salmos 23:1).

“La larga vida de un hombre depende de su carácter”.

Leí esa cita en la red. Como siempre hago, trato de analizar lo que leo a la luz de las verdades celestiales. El autor puede tener razón, pero me gustaría agregar algo más: “La vida eterna de un hombre depende del Señor Jesús, quien debe ser invitado a su corazón para ser el Señor de su vida”.

Cuando Jesús está en nosotros y caminamos con Él, sean cuales sean las circunstancias, continuaremos en el camino y tendremos nuestros nombres escritos en el Libro de la Vida. Además, también tendremos una morada con Dios, para siempre, en el Cielo.

Con Cristo en nuestro corazón, nada nos faltará. Todo lo que le pidamos con fe nos lo dará. Nos abrazará cuando estemos angustiados, nos consolará en tiempos de lucha y enfermedad, nos motivará cuando estemos desanimados, nos dirá cada día: “Aquí estoy, cuenta conmigo”.

¿Quieres vivir mucho tiempo? ¿Quieres vivir para siempre?

Impactos: 3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.