Para Reflexionar… La mayor tragedia de la vida

“El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida”
(1 Juan 5:12).

“La mayor tragedia en la vida es perder a Dios y nunca extrañarlo”.

Cuando pensamos que no necesitamos a Dios, nos puede gustar, pero no sabemos cómo amar. Caminamos y no sabemos dónde estamos ni hacia dónde vamos. Esperamos, sin tener esperanza. Vivimos sin darnos cuenta de que no tenemos vida. Estamos vacíos y no tenemos nada que llenar.

Dios nos creó y si no reconocemos Su creación, entonces no existimos y lo que somos o lo que seremos no tendrá importancia. Nos miramos en un espejo y no vemos nada. Pensamos que no somos nada y, de hecho, no somos nada en absoluto.

Cuando nos regocijamos de tener a Dios en nuestro corazón y creemos que Él es todo para nosotros, vivimos en abundancia e iluminamos el camino por el que pasamos. Aunque no tenemos nada, alabamos al Señor como si lo tuviéramos todo y, en realidad, ¡lo tenemos todo! Dios nos llena, nos anima, nos conduce por un camino de vida y esa vida durará para siempre.

¿Crees que lo tienes todo, porque tienes a Dios en tu vida?

Impactos: 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.