Para reflexionar… Ignorando El Tesoro

“Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón” (Hebreos 4:12).

Un hombre, de visita en un país extraño, encontró muchas piedras pequeñas en una cueva. Percibiendo qué eran bonitas, tomó algunas y las guardó en el bolsillo, pensando en dar a sus hijos. Al regresar a casa, fue recibido por amigos que lo vieron entregar las piedras a los niños. Uno de los amigos pidió llevar las piedras para su análisis y se confirmó que eran diamantes valiosos. El hombre estaba feliz de haber encontrado un tesoro y triste porque solo tomó unas pocas piedras, dejando muchas atrás.

A menudo nos arrepentimos de haber tomado solo pequeñas porciones de las Escrituras, dejando la mayor parte a un lado. Así perdemos un gran tesoro al ignorar la Palabra del Señor. Tiene enseñanzas que pueden transformar nuestras vidas y garantizar el éxito y la felicidad en todo lo que hacemos.

La Palabra de Dios tiene lo mejor para nuestra vida diaria. Ella tiene la voluntad de Dios para nuestros corazones, nuestros hogares, nuestros hijos. Es un tesoro incalculable que nos dará riquezas para siempre.

Al seguir las enseñanzas de Jesús, contenidas en la Biblia, nunca nos equivocaremos, nunca dejaremos de lograr nuestros sueños, nunca perderemos la llave de nuestra casa celestial, nunca dejaremos de disfrutar la vida eterna con Dios.

¿Ignoras este precioso tesoro?

Impactos: 2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.