Para reflexionar… Hoy, Un Día Inolvidable

“Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala  a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada” (Santiago 1:5).

“Ayer es como un cheque cancelado. Mañana es un pagaré.  Hoy es como dinero disponible. Úselo sabiamente, porque  hoy  es el activo más preciado que puede tener”.

¿Quién no quiere usar su activo más preciado? Y aquellos que tienen al Señor en su corazón, están seguros  de  que  usará este bien  con  gran  sabiduría.  La  sabiduría  que  tienen proviene del Señor, quien no solo les da sabiduría, sino que camina con ellos para  ser  usados  para  la  gloria  de  Su nombre.

No debemos reflexionar sobre las decepciones y frustraciones del pasado. Ellos se quedaron atrás. Lo que importa es  hoy. No debemos preocuparnos  demasiado  por  el  futuro.  Cuando llegue el momento, tendremos al Señor  para  guiarnos,  para darnos la sabiduría necesaria. Preocupémonos por el  día  de hoy,  nuestro  mayor  bien,  nuestro  precioso  tesoro    de bendiciones.

Es hoy cuando debemos amar al prójimo, tener fe y  esperanza ante las luchas y los problemas, dar testimonio  de  nuestra vida cristiana y proclamar a todos que Jesús  es  el  Señor. ¡Hoy es el gran día! Lo que  hicimos  en  el  pasado  ya  no importa. Lo que hagamos en el  futuro  todavía  no  importa. Dios nos está mirando,  dándonos  sabiduría,  llevándonos  a tener un “hoy” inolvidable, a  experimentar  lo  que  es  la verdadera felicidad.

Disfruta bien tu día. Nunca lo olvidarás.

Impactos: 5

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.