Para reflexionar… Gran Alegría En Los Caminos De La Vida

“Me mostrarás la senda de la vida; En tu presencia hay plenitud de gozo; Delicias a tu diestra para siempre” (Salmos 16:11).

Una mujer, hablando con una amiga en el trabajo, dijo: “He tenido muchos momentos malos en mi vida. He enfrentado momentos de gran aflicción y sufrimiento. Ahora soy una mujer salva”. La otra, que escuchaba atentamente a su amiga, dijo: “Estás salva, pero hay algo mejor que ser salva”. La primera, sorprendida, preguntó: “¿Qué es mejor que ser salva? Me gustaría saber”. Entonces la amiga respondió: “Ser salva es muy bueno, pero es aún mejor andar por la vida en la compañía del Salvador”.

Jesús es el verdadero Amigo, el Compañero que nos llena de alegría y placer en el camino de la vida. Él no solo quiere salvarnos, llevarnos para siempre al Cielo de Gloria, donde viviremos para siempre, sino, sobre todo, caminar a nuestro lado en todo momento, por muy bueno que sea o malo, hasta que estemos con Él en la eternidad.

Ser salvo es una gran bendición. Ser salvo y caminar con el Salvador es aún mejor. Los caminos de la vida serán más floridos, más fragantes, mucho más alegres.

¿Ya caminas al lado de Jesús?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.