Lorna Pocop

Un 10 de febrero como hoy, nacio mi papa un hombre que me enseño tantas cosas y fue fiel con Dios hasta el ultimo dia, recuerdo cuando me decia: No veniste a este mundo para ser famosa y hacer tu voluntad, veniste a agradarlo a El. Te mando esta nota escrita por el, en Enero del año 2005, espero sea de bendicion para tu vida, y podamos seguir aprendiendo de lo que Dios hace con un hombre, cuando dispone su corazon a vivir para Dios, no me queda mas q ser agradecida con Dios por el padre q me dio, y por la sonrisa q me acompaño por muchos años.

VALOR PARA ORAR
La oracion es la mas alta prueba de energia de que es capaz la mente humana,porque orar se requiere concentracon total de las facultades.
Se requiere de concentracion total de todas las partes de nuestro ser, pero tambien se requiere de valor para orar.
¿Es cierto que la oracion es simplemente el cumplimiento de un habito insensible y mecanico?
¿Es cierto que la oracion es una practica sin importancia a la cual estamos acostumbrados hasta que la vonvertimos en algo insipido, mezquino y superficial?
¿Es cierto que la oracion es como se presume, algo como un juego semipasivo del sentimiento?
¿Sera algo que brota mecanicamente durante los minutos u horas de ocio, de pereza de desgano y de sueño?
CLARO QUE NO

La oracion es una lucha, una batalla. Entamos en una esfera de la oracion para conquistar:

  • El favor de Dios
  • Sus bendiciones
  • Su poder
  • Su reino

Y para ello necesitamos VALOR en la oracion. No podemos darnos el lujo de quedarnos dormidos o desistir de ella.
Así se quedó Jacob solo; y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba.  Genesis 3.24

Venció al ángel, y prevaleció; lloró, y le rogó;en Bet-el le halló, y allí habló con nosotros. Oseas 12.4

Diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.  Y se le apareció un ángel del cielo para fortalecerle. Y estando en agonía, oraba más intensamente; y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra. Lucas 22.42-44

¿Y tu tendras el valor hoy de orar con todo tu ser, y romper con la monotonia?

Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan.  Mateo 11.12

 

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *