LECCION: CON UNA PIEDRA A UN CABELLO

 

 

 CON UNA PIEDRA A UN CABELLO

HHH

 

 

 

CONOZCA MÁS: Jueces 20:16.

OBJETIVO: Entender que sólo se alcanza la excelencia con práctica y perseverancia.

 ELEMENTOS QUE SE NECESITAN: Una honda del tiempo del Israel antiguo, se puede confeccionar con un pequeño pedazo de cuero al cual en los dos extremos se le coloca un cordel. Se necesita además una piedra. Se puede agrandar esta imagen para mostrar cómo se usaba una honda en tiempos de Israel. Además necesita un mechón de cabello, preferentemente largo.

 

ACTIVIDAD DINÁMICA: Mostrar la honda y preguntar a los niños para qué creen que se usa. Tomar una piedra y mostrarles cómo se ponía la piedra en la honda. RECOMENDACIÓN: Que un varón joven cuente la historia.

 

 

HISTORIA:

 En Israel, en algún momento de su historia hubo 700 jóvenes. Todos pertenecían a la tribu de Benjamín. Tenían dos características, todos eran zurdos. ¿Hay algún niño o niña que sea zurdo, es decir, que utilice su mano izquierda? (Pídales que levanten la mano). Además, ellos eran expertos en el uso de la honda.

Tal era la puntería, que ellos tenían la capacidad de arrojar una piedra y apuntarle a un cabello, sin fallar nunca. Aquí tengo un cabello. (Quien cuenta la historia tiene que mostrar el mechón de cabello y extraer un solo cabello). ¿Alcanzan a ver el cabello? ¿Cómo es que podían tirar con la honda y apuntarle a un cabello? ¿Qué los hacía tan especiales? ¿Tenían ojos especiales?

 

 

No. Ellos habían ensayado una y otra vez hasta desarrollar esa destreza, esa puntería increíble.

Probablemente pasaron días enteros antes de que pudieran dominar

La técnica que les permitía tirar con la honda y dar contra ¡un cabello!

A menudo, algunos actúan como si esperasen que las cosas fueran a salir bien ya en la primera vez; sin embargo es necesario practicar. Para andar en bicicleta, para nadar, para caminar y correr, para todo se necesita práctica.

Estos jóvenes utilizando su mano izquierda y con mucha práctica aprendieron a apuntar de tal forma que podían darle justo a un cabello y no fallar nunca. Así estos jóvenes ayudaron a ganar muchas batallas contra los ejércitos enemigos.

 

LLAMADO: Dios te ha dado talentos. Pero de nada sirven si no ensayas una y otra vez para que te pueda salir bien. Cantar, saltar, correr, aprender a escribir, ¿qué más? (permitir que los niños respondan). Para todo necesitamos practicar una y otra vez.

 

ORACIÓN: Pedirle a Dios que te dé la capacidad de ser perseverantes para lograr lo mejor.

Impactos: 3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.