LA FUERZA DE LA RETROALIMENTACIÓN COMO TÉCNICA

LA FUERZA DE LA RETROALIMENTACIÓN COMO TÉCNICA

 OBJETIVO
I. Fomentar la apertura a la retroalimentación por medio de la retroalimentación anónima.
II. Proporcionar retroalimentación a aquellas personas que por lo general inhiben la retroalimentación y comunicación eficaz.
TIEMPO:
Duración: 120 Minutos
TAMAÑO DEL GRUPO:
25 Participantes.
LUGAR:
Instalaciones Especiales
Un salón amplio bien iluminado acondicionado con alfombra, buena acústica y ninguna barrera entre los participantes.

MATERIAL:
Fácil Adquisición
I. Tres tarjetas rayadas de 3’’ x 5’’ y un lápiz o pluma para cada participante.
II. Pizarrón y gis o rotafolio y plumón para el grupo.
DESARROLLO
I. El instructor explica la importancia que tiene el abrirse a la comunicación ya que es esencial en la solución de conflictos, como en el buen funcionamiento de los equipos de trabajo; señala la necesidad de llevar a cabo un proceso en el cual se pueda compartir abiertamente una retroalimentación sobre actitudes y conductas. Asegura que algunas personas podrían descubrir información acerca ellos y sobre su estilo de comunicación que inconscientemente emplean. También discute los riesgos que existen al abrirse a este tipo de retroalimentación.
II El grupo decide si emplean un proceso de retroalimentación anónima o si es conveniente aplicar un tipo diferente de confrontación o de retroalimentación abierta.
III. Si el grupo se decide por un proceso de retroalimentación inicial en el cual los participantes permanecen en el anonimato, el instructor comienza la actividad discutiendo los principios de retroalimentación constructiva.
IV. El instructor distribuye los lápices y las tres tarjetas rayadas a cada participante.
V. Vuelve a hacer hincapié sobre los principios de la retroalimentación constructiva, y da las siguientes instrucciones, dando suficiente tiempo a los participantes de escribir cada respuesta.
1. En el extremo izquierdo superior de CADA tarjeta rayada, favor de anotar el nombre de UNA persona en estegrupo, con quien tenga usted dificultades para comunicarse. En cada tarjeta debe escribirse el nombre de una persona diferente.
2. Clasifique los tres nombres anotando con el número 1 el nombre de la persona con quien tenga más dificultad en comunicarse, 2 para la siguiente y 3 para la última.
3. En la SEGUNDA línea de cada tarjeta, describa lo que le gustaría decirle a esa persona en este momento o en cualquier otro.
4. En la cuarta línea de cada tarjeta rayada describa como se siente cuando trata de comunicarse con esa persona.
5. En la sexta línea de cada tarjeta, describa la conducta específica de la persona, que obstaculiza al desarrollode la comunicación.
VI. El instructor recoge las tarjetas rayadas, las escoge por nombre y hace una cuenta del número de veces que el mismo participante, fue mencionado dentro del grupo.
VII. El instructor distribuye las tarjetas a las personas mencionadas en las mismas. También declara el número de veces que el grupo lo escogió SIN mencionar nombres. Por ejemplo: “alguien en el grupo ha recibido quince tarjetas y otro ocho, etc.”.
VIII.A las personas que han recibido tarjetas se les pide que compartan la generalidad de la retroalimentación que recibieron en la segunda línea de la tarjeta. A toda hora el instructor debe mantener constructivo el proceso y relaciona los intereses individuales para un mejor funcionamiento del grupo.
IX. El instructor continúa el desarrollo del proceso con la línea cuatro y seis de las tarjetas. Cuando los participantes se sientan suficientemente relajados, se les anima a que abran la retroalimentación que antes compartieron anónimamente. El instructor moldea conductas de entendimiento y de escucha mientras facilita la retroalimentación.
X. Aunque el desarrollo de la retroalimentación anónima no sea completo, el instructor comienza a mostrar los lazos entre la buena comunicación y un funcionamiento eficaz del grupo. También impulsa el desarrollo de una comunicación más ABIERTA y una retroalimentación constructiva.
XI. El instructor y el grupo deciden cómo continuarán en la siguiente sesión, el proceso de retroalimentación, y la decisión de cómo funcionará el se aplicará en la siguiente sesión del grupo.
XII. El instructor guía un proceso para que el grupo analice, como se puede aplicar lo aprendido en su vida.

 

Impactos: 7

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *