Importancia del Ministerio Infantil en las Iglesias Cristianas.

Importancia del Ministerio Infantil en las Iglesias Cristianas.

Por Héctor Villanueva

 

Introducción:

 

Según una publicación reciente del ”US Center for World Missions” a nivel mundial 85% de todas las personas que se deciden recibir a Jesucristo, tiene entre 4 y 14 años.

 

Otras investigaciones observaron que: En Estados Unidos, 90% de todos los pastores y misioneros conocieron al Señor mientras eran niños, y tenían una responsabilidad en la iglesia mientras eran niños.

Las iglesias cristianas pierden más miembros de entre los hijos de los cristianos, de lo que ganan nuevos miembros por medio de  todos sus esfuerzos evangelísticos. (En otras palabras: Las iglesias crecerían mas si suspendieran sus eventos evangelísticos por completo, y en cambio se concentraran en la evangelización de sus propios niños)

 

Por lo anterior nos debemos hacer la siguiente pregunta ¿Es importante el ministerio para los niños en las iglesias o más allá , qué tan importantes son los niños para Dios?

 

1. LA IMPORTANCIA QUE DIOS LES DA A LOS NIÑOS.

 

A. Los niños son las personas más abiertas para el evangelio, pero a la vez menos alcanzados con el mensaje de Cristo. Mateo 18:5-6, Marcos 10:14, Marcos 9:36-50

 

2.    BASE BÍBLICA PARA EL MINISTERIO DE LOS NIÑOS.

 

A. Mateo 28:18 –20, Mateo 18: 10– 14.

 

3.    MANERAS DE APOYAR E INVOLUCRARSE COMO PASTORES O ANCIANOS EN ESTE MINISTERIO.

 

A. Enseñar a la congregación en general sobre la importancia de los niños.

B. Los maestros esperan y anhelan tu participación.

C. Los niños necesitan sentirse parte de la iglesia y que se les toma en cuenta, dedícales tiempo.

D. Como pastor, pasar el tiempo con los maestros.

E. Verificar que se les esté enseñando la sana doctrina a los niños,

F. Involucrar por lo menos al directo de la Escuela Dominical en la junta directiva de la iglesia y coordinar todas las actividades junto con él.

G. Apoyar la autoridad de los maestros ante los niños y tratarlos con respeto.

 

 

Del libro de Sam Doherty                                                               ¿Porqué evangelizar a los niños?

 

¿Qué es la evangelización?

 

Es la proclamación de las buenas nuevas para pecadores perdidos: Que Jesucristo murió por sus pecados, que resucito, y que puede y desea salvar a aquellos que desean dejar su pecado (arrepentirse) y confiar en EL como su Señor y Salvador.

Marcos 16:15, Lucas 24: 46-48, 1ra de Corintios 15:1-4.

 

 

¿Por qué evangelizar a  los niños?

 

Evangelizamos a los niños porque El Señor Jesucristo así lo ha mandado.

 

Marcos 16:15 “ Anuncien las nuevas buenas a toda criatura”

 

Esto incluye a niños de todas las edades.

No existe dos evangelios: uno para adulto y jóvenes y otros para niños. No!!! Debemos predicar el mismo evangelio sin importar la edad. Puede ser que haya diferencia en la manera de presentarlo o ilustrarlo, pero el mensaje siempre tiene que ser el mismo.

La evangelización de niños, no es otro evangelio, sino un problema de adaptación en el que debemos

proclamar las grandes verdades de la fé cristiana de manera muy sencilla.

 

Es el deseo de Dios que los niños sean salvos y que no se pierdan

 

Dios no desea que ningún niño se pierda para siempre, esto queda claro en las palabras de Jesús en  Mateo 18:11, 14. Dijo esto en el contexto de un niño a quien sostenía en sus brazos.

 

“El HIJO del HOMBRE vino a salvar lo que se había perdido. Así también, el PADRE de ustedes que esta en el cielo no quiere que se pierda ninguno de estos pequeños”

 

Estos versículos muestran la posibilidad de que se pierdan para siempre, y es a causa de esa posibilidad que debemos.

 

EVANGELIZAR  A LOS NIÑOS .

 

 

Capitulo 4

 

No quiere que ninguno de estos pequeños se pierda.

 

¿Es correcto que una madre le advierta a su hijo que no cruce una calle transitada?

¿Si vieras a un niño jugando al borde de un acantilado le dirías que tuviera cuidado de no caer?

¿Qué harías si te dieras cuenta que un niño, quizá tu propio hijo, estaba agarrando un cuchillo de mucho filo u otro objeto aun más peligroso?

En cada caso la acción del adulto en cuestión se determina según el peligro potencial que enfrenta el niño y su responsabilidad de tomar las medidas posibles para ayudar al niño a evitar el peligro

 

Todos los niños tienen necesidades espirituales

¿Qué nos dice la Biblia en cuanto a estas necesidades?

La Biblia nos enseña que toda persona que nace en este mundo (excepto el Señor Jesucristo) está espiritualmente muerto (Efesios 2:1; 2:5).

 

La Biblia nos enseña que toda persona que nace en este mundo tiene una naturaleza pecaminosa (Salmo 51:5; Salmo 58:3; Efesios 2:3) y que esa naturaleza pecaminosa pronto se manifiesta en acciones pecaminosas (Isaías 53:6; Romanos 3:23). Se nos dice de Joaquín que «tenía ocho años cuando ascendió al trono, y reinó en Jerusalén tres meses y diez días, pero hizo lo que ofende al SEÑOR» (2 Crónicas 36:9)

 

 

La Biblia nos enseña que toda persona nace fuera del reino de Dios (Mateo 18:3), y necesita ser regenerado para ingresar en aquel reino (Juan 3:5).

 

La Biblia también deja en claro tres cosas:

 

La única manera que una persona, sea joven o mayor, puede recibir vida espiritual y vida eterna es mediante el arrepentimiento y una fe personal en Jesucristo (Juan 5:24; Hechos 11:18; Colosenses 2:13).

La única manera que una persona, sea joven o mayor, puede recibir una nueva naturaleza es mediante fe en Jesucristo (2 Corintios 5:17)

La única manera que una persona, sea joven o mayor, puede ingresar al reino de Dios es mediante el nuevo nacimiento (Juan 3:3, 5) y la conversión (Mateo 18:3).

 

En consecuencia, queda claro sobre la base de la Biblia que un niño que no ha confiado en Jesucristo como su Salvador, no importa la edad que tenga, está espiritualmente muerto, es un pecador por naturaleza y en hechos, y que está fuera del reino de Dios. Y permanecerá en esta condición hasta que confíe en Jesucristo como su Salvador.

 

Esto también es verdad acerca de niños que nacen en un hogar cristiano. La Biblia nos dice claramente que gozan de un privilegio especial al nacer en tal hogar (1 Corintios 7:14). Pero también están espiritualmente muertos, con una naturaleza pecaminosa y fuera del reino de Dios. Necesitan confiar en Jesucristo como su Salvador, al igual que cualquier otro niño, aunque sí tienen mayor oportunidad de hacerlo debido a su hogar y su trasfondo cristianos.

 

Los niños sólo pueden confiar en Jesucristo si oyen el evangelio (Romanos 10:13–17), y si responden al obrar del Espíritu Santo en sus corazones (Juan 16:8–11). Cuando responden con fe y arrepentimiento cobran vida espiritual, reciben vida eterna y una nueva naturaleza, e ingresan al reino de Dios.

 

¿Deseamos que nuestros niños permanezcan en un estado de muerte espiritual, con una naturaleza totalmente pecaminosa y fuera del reino de Dios? ¿O deseamos que estén espiritualmente vivos, con una nueva naturaleza que agrada a Dios, y eternamente en el reino de Dios?

 

Si deseas que el segundo conjunto de consecuencias se haga realidad para tus niños, entonces TIENES QUE EVANGELIZARLOS. Es sólo mediante la evangelización, la enseñanza del evangelio y su respuesta ante él, que tus niños pueden confiar en Jesucristo. Entonces estas maravillosas consecuencias pueden hacerse realidad para ellos.

 

¿No es este un motivo vital para evangelizar a niños?

 

Además sabemos sobre la base de la experiencia y nuestros recuerdos de niñez que los corazones de niños son tiernos, que pueden ser muy sensibles, y sentirse culpables por el pecado. Son más sensibles que los adultos y sienten culpa con más facilidad que los adultos. Pero en Jesucristo y en su evangelio está la respuesta a todas sus necesidades espirituales. El evangelio provee la respuesta que les puede dar perdón, paz, victoria y seguridad. ¿Por qué esperar hasta la adolescencia antes de darles las respuestas que necesitan para los problemas de la niñez?

 

 

Tomado y adaptado del libro ¿Por qué evangelizar a los niños?, Sam Doherty, Desarrollo Cristiano Internacional, 2002, pp. 47–49

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.