¡En Él Confiaré!

¡En Él Confiaré!

“Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y el
fuerte de mi salvación, mi alto refugio” (2 Samuel 22:3).

“Confíe en Dios, cuando dudas te asaltan, Confíe en Dios,
cuando angustias te abaten, Confíe en Dios, cuando
esperanzas te ifnoran, Confíe en Dios, cuando sombras te
envuelven. ¡Confíe en Dios, confíe en Dios!

Confíe en Dios, cuando miedos te reprimen, Confíe en Dios,
cuando piedras te derriban, Confíe en Dios, cuando crisis te
persiguen, Confíe en Deus,quando sueños se disipan. ¡Confíe
en Dios, confíe en Dios!” (Paulo Barbosa)

¿Hemos colocado toda nuestra confianza en el Señor?¿Hemos
practicado nuestra fe, independiente de la situación por
nosotros enfrentada? ¿Hemos descansado, con paciencia, en
los brazos de nuestro Dios?

Caminar, en este mundo de incertidumbres, no es una tarea
fácil. Las dificultades espirituales están en toda parte.
Esquinas dudosas, desfiladeros temerosos, barrancos
traicioneros, abismos mortales. Muchas veces nos vemos
cercados de decisiones difíciles que podrán sofocar nuestros
anhelos, destruir nuestra motivación, matar nuestra fe.

¿Cuál la dirección a seguir? ¿Cuál la iniciativa a tomar?
¿Cual el paso seguro a dar? Entregar todo en las manos de
Dios y ¡confiar completamente en él! En la presencia de
Cristo las curvas del camino son seguras, los precipicios se
allanan, los despeñaderos desaparecen. La caminata se vuelve
serena y tranquila.

Prefiero siempre confiar en Dios mío. ¿Y usted?

Impactos: 6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *