EL VALOR DEL PERDÓN

EL VALOR DEL PERDÓN

(Obra de teatro con títeres).

Personajes: Bocota

Papanata

Tintín

Bocota: (sollozando) Snif… snif… snif

Papanata: Bocota, ¿seguís resfriado?

Bocota: Snif… snif… snif, ya se me va a pasar. Y dejame, que estoy ocupado.

Papanata: ¿Si? ¿Qué te pasa?

Bocota: ¿No lo ves? ¿Estás ciego? ¡Estoy llorando!

Papanata: Pero, ¿por qué?

Bocota: ¡Es qué nadie me quiere! Todos me dejan solo…

Papanata: Yo estoy con vos… y tenés un montón de chicos a tu alrededor.

Bocota: Si, pero Tintín, mi compañero de banco, se enojó conmigo porque yo me llevé a mi casa su caja de fibras, ¡me las llevé porque él no quiso prestármelas!

Papanata: Bocota, ¡eso es robar!

Bocota: Entonces, tuve que pelearme con él… le dije de todo, hasta… (Papanata trata de hacerlo callar). Encima le di cinco trompadas y tres patadas. Pero lo peor fue cuando mi mamá se enteró lo que hice. Me dio una flor de paliza, me obligó a devolver las fibras y me prohibió salir a jugar por dos semanas. ¡Buahhhhhh!

Papanata: (a los chicos) Chicos, ¿ustedes le darían un aplauso a Bocota?

Chicos:…………………………………………………………………………………………………….

Bocota: ¿Lo ves? ¡Nadie me quiere!

Papanata: Bocota, creo que el que no quiere a nadie sos vos. ¡Lo que hiciste estuvo muy mal!

Bocota: No me importa. Tintín se merece eso y mucho más, así aprende a no ser tan egoísta.

Papanata: Te estás equivocando Bocota, que feo que pienses así. ¿Te imaginás cómo debe estar Tintín después de lo mal que te portaste con él? (Bocota se hace el distraído). Me parece Bocota que deberías tomar una actitud de perdón para con Tintín.

Bocota: ¡Ni loco! Él tuvo la culpa y ahora que se la aguante.

Papanata: Pedir perdón Bocota no cuesta nada. Pensalo, después nos vemos (se retira).

Bocota: ¡Snif! ¡Snif! ¿Por qué me tiene que pasar esto a mí? Yo no tengo por qué pedir perdón. Tintín se tiene bien merecido las trompadas y las patadas que le di, así se le va lo egoísta. Si vieran chicos como le quedó la cara, ¡ja! ¡ja!

 

(Aparece Tintín).

Tintín: ¡Bocota! ¡Bocota!

Bocota: Eh ¿Quién me llama? ¿Quién está ahí?

Tintín: Soy yo Bocota, Tintín.

Bocota: ¡Qué querés! Ahh ya se, venís a buscar la revancha, bueno dale vení… vení que tengo muchas trompadas y patadas más para darte… vení, vení.

Tintín: No Bocota, no quiero pelear con vos.

Bocota: ¿Y entonces? ¿Para qué me llamabas?

Tintín: Fui un poco egoísta al no querer prestarte las fibras, por eso te traigo toda mi cartuchera con lápices de colores, microfibras, de todo para que puedas dibujar y pintar lo que quieras.

Bocota: Pero… pero yo.

Tintín: Eso sí, devolvémela el lunes porque la voy a necesitar para la escuela.

Bocota: Tintín, pero yo no puedo, yo, yo… (no puede contenerse y se larga a llorar) ¡Buahhhhhh! ¡Qué tonto que fui!

Tintín: ¡Bocota! No llorés, ya pasó.

Bocota: (arrepentido) ¡Perdoname Tintín! Lo que te hice no estuvo bien. Te prometo que no lo voy a hacer nunca más.

Tintín: ¡Claro que te perdono Bocota! (Se dan un abrazo).

 

(Llega Papanata).

Papanata: ¡Bocota! ¡Tintín! ¡Que gusto me da verlos así!

Bocota: ¡Somos amigos de nuevo! ¡Nos perdonamos!

Papanata: ¡Vieron qué lindo se siente por dentro cuando perdonamos y aprendemos a reconocer nuestros errores!

Bocota: ¡La verdad que sí! Ahora me siento mucho mejor.

Tíntín: ¡Yo también!

Papanata: Ya que está todo solucionado, ¿por qué no nos vamos al parque de acá a la vuelta y jugamos un partidito de fútbol?

Bocota: ¡Buenísimo!

Tintín: ¡Sí! Pero yo no voy al arco.

Papanata: Está bien, voy yo.

Bocota: Entonces… ¡vamos a jugar!

TODOS: ¡Chau chicos! (se retiran).

(Un líder o maestro cierra esta obrita de títeres remarcando la importancia de pedir perdón cuando nos portamos mal con alguien, como le sucedió a Bocota. Pero también, es importante pedirle perdón a Dios por nuestras malas acciones. Y Él, como es bueno y amoroso, nos perdona y nos limpia por medio de Jesús).

Sugerencia: Presentar el mensaje de Salvación si hay niños que todavía no han conocido a Cristo Jesús como único y suficiente Salvador de todos sus pecados.

 

Impactos: 14

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *