Ángeles mirando sobre mí

Ángeles mirando sobre mí

Texto: Mateo 18:10; Salmo 91:11; Hebreos 1:14

Objeto: Una lámina de un ángel guardián.

Resumen:  Los ángeles protegen a todos los niños de Dios.

La dedicación: En la memoria de mi madre, Nita Glover Kerlin, 1933-2006.

Jesús ama a los niños. Te ama. Jesús te ama tanto que tiene un plan para tu

vida. Él quiere que crezcas para amarlo y aprender más acerca de Dios. Él

envía sus ángeles para proteger a cada persona que un día aceptará a Jesús

como su Salvador. Piensa esto por un momento. Eso significa que por cada

persona sentada aquí en la Iglesia, sus ángeles guardianes se están asomando

del banco o sentados en el techo!! Se lo que podrías estar pensando. Si no

puedes verlos, ¿cómo sabes que están aquí? Poque la Biblia nos dice eso.

Los ángeles son espíritus y que sólo pueden ser vistos si Dios elige dejarnos

verlos. Los ángeles de Dios se le aparecieron a mucha gente en muchas

historias en la Biblia. [Lea en voz alta Mateo 18:10]  Jesús estaba diciendo que

por crecer no deberíamos pensar nunca que somos mejores que los niños, o

hacer nada que te corrompa o te dañe, porque tus ángeles están cerca de

Dios. Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos

tus caminos. (Salmo 91:11)  Dios tiene un ángel guardián para protegerte del

daño. Supongo que muchos de los adultos aquí hoy podrían compartir una

historia acerca de como Dios los ha protegido por años. Dios envía estos

ángeles para protegernos del peligro. En otro verso en la Biblia vemos que

cualquiera que será salvado tiene un ángel para protegerlo. [Lea en voz alta

Hebreos 1:14]

Podemos darle gracias a Dios por su protección con los ángeles. Nunca

adoramos a los ángeles. Adoramos a Jesús (Dios). Dios creó los Ángeles antes

que fueran hechos Adán y Eva. Alguno de los Ángeles no obedecieron a Jesús

y decidió seguir al peor de todos, Satán. Él es muy malo. Él es un ángel real y

poderoso que fue tan malo con Dios que lo arrojó a él y a todos los ángeles

malos (demonios) fuera del cielo. Tu tienes a un ángel bueno que ama y

obedece a Dios que te está observando encima tuyo. Satán, el ángel malo,

trata de llevarnos a hacer cosas malas. Pero desde que Jesús lo creó, él es

más fuerte que Satán (el diablo). Jesús nos protegerá y usará sus ángeles para

protegernos del daño porque mayor es el que está en vosotros, que el que

está en el mundo. (1 Juan 4:4)

©1998 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.