VAMOS A HABLARNOS

 VAMOS A HABLARNOS

OBJETIVO:
l. Romper el “hielo“ en un grupo de personas que no se conocen.
ll. Ilustrar el empleo de los gestos naturales en la comunicación verbal.
lll. Demostrar que la comunicación verbal puede ser torpe cuando se prohiben los gestos o acciones sin palabras.
TAMAÑO DE GRUPO:
25 participantes.
TIEMPO REQUERIDO:
Diez a quince minutos.
MATERIAL:
Ninguno.
LUGAR:
Un salón amplio que permita a los participantes interactuar libremente.
DESARROLLO:
I. El instructor le dice al grupo que los siguientes minutos se dedicarán a una actividad sencilla en la cual volverán el rostro hacia una persona que esté sentada cerca y sólo hablará durante dos o tres minutos. El tema carece de importancia; lo importante es que las dos personas de un grupo conversen con otras unos cuantos minutos.
II. Después de dos o tres minutos, se pide que se detenga el ejercicio y digan a sus compañeros lo que notaron en el comportamiento no verbal de los demás; por ejemplo, una persona estuvo jugueteando con un lápiz o estaba tamboriliando los dedos sin cesar, etc. Después de haber identificado estos gestos, reconozca que la mayor parte de las personas hacen esos movimientos en forma inconsciente.
III. Después de que cada persona haya recibido una crítica de su compañero, se le dice al grupo que reanude sus conversaciones, pero ahora deben hacer un esfuerzo consciente para no hacer ningún movimiento, excepto hablar. Continúan sus conversaciones otros dos o tres minutos.
PREGUNTAS PARA DISCUSIÓN:
1. ¿La mayor parte de ustedes pudo reconocer o estar consciente de sus movimientos no verbales en la primera conversación?
2. ¿Encontró que alguno de los gestos de su compañero lo distraía e incluso era molesto?
3. ¿Qué “sintió” cuando se vio obligado a sostener una conversación estrictamente de palabra? ¿Fue la comunicación igual de efectiva que sin emplear gestos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.