Tu elíges…

Tu elíges…
gotitas de vivencia…
Tu eliges si hablar o callar, tu eliges si hacer una corrección o dejarla pasar, tu eliges si vuelves atrás o sigues hacia adelante…
Tu eliges si gritar o callar, si amar u odiar, si bendecir o maldecir, si hablar palabras de derrota o de victoria…
Tu eliges si cantar o llorar, pensar antes o actuar de forma impulsiva, tu eliges si hablar mal o hablar bien de alguien…
Tu eliges si creer o desconfiar, buscar o huir, llamar o colgar, trabajar o descansar…
Tu eliges si destruir o construir, ensanchar tu territorio o aislarte, unirte o separarte, confiar o perder confianza…
Tu eliges si conducir tus pasos hasta el bien o hacia el mal, escuchar voces adecuadas o inadecuadas, ver imagenes que destruiran tu pureza o no hacerlo…
Yo eligo si amar u odiar, perdonar o guardar rencor, tramar el bien o el mal, hablar bien o mal, bendecir al que me hizo mal o maldecirle…
En tus manos está pues Dios ha puesto libre albedrío en cada vida, nosotros tomamos las desiciones el simplemente no nos obliga pero si le amamos… si en verdad le amamos y deseamos servirle en integridad tomaremos las desiciones que su Espíritu nos inspira…
Somos seres libres Dios nos hizo y creó libres pero no para que actuaramos a nuestro propio gobierno sino bajo su señorío…
Si bien el nos hizo libres pero libres para servirle, seguirle, obedecerle y en sujeción a El y a su palabra…
Sepamos pues decidir bien por mal antes que llorar, y tener que sufrir las consecuencias de las desiciones mal tomadas mejor pasar gozando del resultado de elegir seguirle, servirle y amarle solo a El…
…por
…Cristina Hidalgo de Marroquín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.