SECRETOS DE MAESTROS FELICES

SECRETOS DE MAESTROS FELICES

por Pat Verbal. Pastora de Niños en Texas.

Artículo tomado de Children´sMinistry.com http://www.childrensministry.com/article.asp?ID=1944

¿Qué realmente mantiene a esos sonrientes, alocados y altamente confiados maestros en el ministerio infantil?

Los maestros vienen en todos los tipos de personalidades, de diferentes formaciones, y con estilos muy diversos. He visto un hombre reservado, de mediana edad, sencillo en su vestir, (que a primera vista parecía ser un maestro aburrido), presentar un tema con tal animación y entusiasmo que los niños estaban como hechizados. Una vez escuché a una pequeña y dulce abuela contar hermosas historias de la biblia a los preschoolers como si lo hubiese hecho toda su vida. Más adelante, descubrí que ella había pasado 15 años en la cárcel por malversación antes de que conociera a Jesús a la edad de 55 años.

Pero los maestros que he disfrutado más mirar son aquellos que piensan que no pueden enseñar. Ellos rechazan tan siquiera intentar enseñar a una clase de escuela dominical por años. Cuando finalmente se les ha convencido de que lo hagan, están agradablemente sorprendidos porque gozan el preparar las lecciones, los niños les aman , y todos no pueden casi esperar hasta el siguiente domingo. Para estos maestros, el camino a la enseñanza es una verdadera aventura . Y ellos tienen algunos secretos para compartir con todos nosotros.

Los Maestros Felices Sos Aventureros

La emoción de enseñar no es como una carrera corta, es más bien como un maratón. Un maestro de una carrera corta enseña en el mismo salón todo el tiempo, con los muebles en el mismo lugar cada semana, con los mismos carteles, las paredes son iguales mes tras mes. Si este maestro ha enseñado por un largo tiempo, él o ella cuenta las mismas historias y hace con frecuencia el viejo plan de lección de siempre. Cada semana, los niños ven lo mismo una y otra vez. ¿Dónde está la aventura?

Para los maratonistas, su disciplina viene de un compromiso profundo e interno. Ellos están por el deseo de un trayecto largo. Reflejan un deseo fuerte de ser lo mejor que pueden ser. Cuando la alarma del reloj marca las 6 de la mañana, nadie necesita sacarlos de sus camas ni amarrarles sus zapatos para entrenar. Es su ánimo personal por la aventura que los enciende. De la misma manera, los maestros adventureros hacen más de lo que la lección requiere. Escudriñan el plan de estudios para determinar si las actividades impresas trabajan realmente para sus niños. Entonces agregan nuevas manualidades, artes, juegos, experiencias y aplicaciones porque desean fuertemente que sus estudiantes aprenden todo lo que Dios tiene para ellos.

¿Es usted un maestro aventurero que desea lograr un impacto en la fé de sus niños? Secretos de maestros adventureros:

  • Buscan maneras frescas y creativas de presentar las lecciones de la Biblia.
  • Sacrifican el tiempo de ver televisión para la preparación de la lección.
  • Asisten a entrenamientos y conferencias -aún a sus propias expensas.
  • Buscan, investigan e invitan a otras personas para que hablen a su clase.
  • Oran por milagros y ven los resultados.
  • Mantienen una cámara en la clase para momentos memorables.
  • Sacan su clase del edificio para diversión y servicio.
  • Nunca dejan de ser niños ellos mismos.

Los Maestros Felices son Cariñosos

Alguien dijo una vez: “Si Jesús tuviera un refrigerador, tu foto estaría allí.” Es el lugar preferido para poner las fotos más importantes que queremos que los que nos visitan vean, ¿verdad? Jesús demostró constantemente el amor incondicional hacia sus seguidores, especialmente a los niños. A la edad de 8 años, seguí a Jesús como mi Salvador en una cruzada para niños en mi iglesia en Illinois. Mi maestra, la señorita Kliver, era lo que mucha gente considera “alguien muy viejito“. Lo que más recuerdo de esta amable señora, son nuestras fiestas de Navidad de la clase en su hogar. Hicimos queques Navideños con formas de casitas decoradas de lustre blanco con rosado. No sé porqué no los decorabamos rojo o verde, pero yo recuerdo las casas porque cada año ella tomaba fotos y nos daba una a cada uno de nosotros.

En 1999, la señorita Kliver celebró sus 100 años. Todas le enviamos tarjetas. El amor que ella vertió libremente hacia nosotros continuó trayéndole mucha felicidad.

Henrietta Mears era maestra líder con influencia de gran envergadura. Su enseñanza desafió a algunos de los líderes más grandes de nuestros tiempos: el evangelista Billy Graham, el evangelistra Bill Bright, el escritorRichard Halverson. Ruth Graham recordaba el amor que la señorita Mears tenía por sus estudiantes. ” Pienso que la señorita Mears tenía la capacidad para amar a la gente, más grande que yo haya conocido”. Ruth dijo: “Algunos de nosotros hablamos de amor. La señorita Mears amó. Por algo Dios la la escogió!

En una ” Escala de Amor”  del 1 al 10, ¿cómo sus estudiantes le describirían? ¿Qué más haría usted para mostrarle a sus estudiantes que el amor es una acción, no simplemente una palabra? Secretos de maestros cariñosos:

  • Oran por sabiduría para ver a cada niño con los ojos de Jesus.
  • Escriben mensajes de aprecio a sus estudiantes.
  • Descubren el interés especial de cada niño y habla de ello.
  • Hacen sencillos regalitos de Navidad para cada niño.
  • Invitan a estudiantes a su casa para una pequeña fiesta.
  • Colocan las fotos de sus estudiantes en la refrigeradora.
  • Les gusta dar abrazos de bienvenida a sus niños.

Los Maestros Felices son Adictos

Las historias de gentes atrapadas en una variedad de adicciones llenan los titulares de las noticias diariamente. Cada año, notables atletas, estrellas de cine, doctores, y políticos se internan en centros de rehabilitación. Algunos son adictos al alcohol, a las drogas, a la pornografía, al juego, o a la sed del poder. No se lee casi nada de personas adictas a servir a otros o personas haciendo del mundo un mejor lugar. Como historias que he escuchado de profesores que sirvieron por 20, 40, e incluso 60 años, me asombra cómo sus adicciones dieron formación a muchas vidas.

Iris Regester comenzó a enseñar a niños varones de primer grado en los años 40 y continuó hasta dos semanas antes de su muerte a la edad de 83 años. Ella estudió su lección lunes, martes, miércoles, jueves, y viernes. Sus niños de 6 años siempre memorizaban sus versos de la escritura y amaban recitarlos frente a las clases bíblicas de adultos. En años posteriores, la señora Regester era conocida por su bolsillo de caramelos (Sweet Tarts), que cada niño recibía al final de la clase. La señora Regester nunca solicitó una vacación para un verano, y estuvo presente siempre en los días feriados. Nadie era de asombrarse cuando en el día de su funeral se cantara la canción “Cristo Me Ama”. Los niños de primer grado llenaron las bancas delanteras y entregaron los caramelos (Sweet Tarts) después del servicio. La señora Regester fué adicta a enseñar a los niños, y esto se convirtió en su herencia.

En 20 años de servicio como Pastora de Niños, me he aventurado en algunas otras áreas. Pensé que dirigir un ministerio de Damas podría ser agradable. Luego, trabajé varios años para un editor cristiano importante. Incluso intenté alcanzar adultos mayores o ancianos. Aprendí que estas cosas no eran el llamada de Dios para mi vida. Puedo recordar dolorosamente, cuando pasaba horas atascada en una presa de carros en Los Ángeles atrazada para hacer una presentación de ventas. Después de semanas de frustración, hablé a Dios en voz alta en mi coche diciéndole: “Señor, no me interesa cuántos libros hay en una caja o cuál es el número del código de barras. ¡Éste no es para mí! ” Inmediatamente, sentí de una forma clara un mensaje en mi espíritu. Era tan poderoso el sentimiento que fui a casa cinco horas más adelante y lo escribí palabra por palabra en mi diario de oraciones. El Señor parecía decirme: “Te he dado el regalo de la enseñanza. Ya sea que enseñes a niños o a adultos, con el discurso o la escritura, siempre te sentirás satisfecha y realizada.” Algunos meses más adelante, dejé mi trabajo con el editor y volví al ministerio en mi iglesia local.

¿Sabe quién es usted en Cristo? ¿Se há rendido usted al plan de Dios? ¿Está usted experimentando la alegría en su enseñanza?

Secretos de Maestros Adictos:

  • Piden sus materiales con bastante tiempo de anticipación.
  • Guardan archivos de todas sus ayudas para las lecciones.
  • Usan sombreros, camisetas, y delantales divertidos.
  • Llegan a su aula temprano y se quedan hasta tarde.
  • Están constantemente cambiando la ubicación de los muebles de la clase y las decoraciones.
  • No les duele gastar algo de su propio dinero en sus alumnos.
  • Se aburren en las clases para adultos porque no hay nada para colorear o recortar.
  • Tienen una asistencia casi perfecta.

Ya sea que se les llame maestros innatos o artistas a estas personas felices, ellos son un asombroso grupo de diversas personas con un amor profundo por los niños, quienes están aprendiendo constantemente cómo ser aún más eficaces. Y de cualquier manera que usted lo mire, esa es una feliz combinación.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.