Retirarse a tiempo…

Retirarse a tiempo…

gotitas de vivencia…

A lo largo del tiempo que escribo, he escrito para muchos lugares, en el afán de hablar de Jesús a más, en uno de esos tantos lugares a los que escribo se me pidió compartiera ciertas reflexiones sobre algunas porciones de las escrituras, obviamente me preparé para ello…

Cierto día se me pidió que hablase de algo en particular en Isaías, ese día compartí que Dios no destruía al mundo, sino que el mismo hombre se encargaba de destruir al mundo, en ningún momento escribí que Dios no haría juicio sobre la tierra, pero eso obviamente nadie conocemos a ciencia cierta…

Ya traía sus ratos que querían sensurar muchos de mis escritos, es decir palabras específicas, le aterraba muchas palabras directas que suelo escribir, pero ese día me censuró un buen párrafo diciendome que eso no lo pondría…

Le contesté que no estaba de acuerdo, que yo no estaba hablando algo contra la palabra y fueron como cinco correos hasta que al fin me sensuró por completo solo por no escribir en el tono que la persona que enviaba mis escritos quería…

Luego dejó de enviarme la información por mail y comprendí que era el fin asi eran silenciadas mis letras, mis reflexiones, mis lecturas por alguien que filtraba los mensajes, que quería que hablase en tono más maquillado, y por decir: ” el mundo se destruirá por el hombre mismo, no es Dios, pues es el pecado el que lo aniquilará”… y hasta se me cuestionó si había orado ese día, si habia hablado con Dios…Dios mio si hablo de Jesús es obvio que debo hablar con el antes…

Hoy veo en retrospectiva, jamás supe de alguien que sensurara a un Cristiano, lo he visto en la política, en el común de las cosas que suceden, pero no pensé que alguien se le pudiese cerrar la posibilidad de hablar de Jesús solo porque no permitía que cambiara palabras a su antojo…

Siempre he dicho, no escribo para que me elogien, pero tampoco para que me censuren solo porque no hablo o utilizo las palabras que quieren diga…creo que la verdad es solo una Jesús…y esa verdad no la callaré hasta que Dios me preste vida, y me permita dejar de hacerlo…

Creo que lo que me ha pasado en muchas ocasiones es poco, comparado con el sacrificio de Jesús y muchos que en sus tiempos dieron la vida por hablar la verdad, la censura aunque no la apoyo es solo eso censura, y Dios no me ha censurado nunca…


…por
…Cristina Hidalgo de Marroquín

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.