Para reflexionar… Sin Un Cambio Real, Todo Es Inútil

“Cristo es el todo, y en todos” (Colosenses 3:11).

“Si la religión del hombre no afecta su uso del dinero, su religión es vana”.

Diría un poco más. Si tu religión no afecta tu relación con otras personas, tu actitud en casa, tu desempeño en el trabajo, tu honestidad bajo cualquier circunstancia, será igualmente inútil.

La verdadera religión produce cambios. Así es con aquellos que tienen a Cristo en sus corazones. Marcan la diferencia en el mundo en el que viven, difunden brillo y alegría allá donde van, son dignos de confianza y la felicidad que muestran, contagian a los más incrédulos que conviven con ellos.

De hecho, los “conversos” son más generosos, sonríen más, trabajan con más determinación, enfrentan las batallas con más coraje, en cualquier situación son más que victoriosos.

Todo es una bendición en la vida de quienes eligen la mejor de las religiones: Jesucristo. Él es todo para todos.

Impactos: 5

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.