Para reflexionar… Perseverancia En Busca De La Victoria

“Y el Señor dio la victoria a David por dondequiera que fue” (2 Samuel 8:6).

¿A quién pertenece el éxito? ¿A los ricos? ¿A los más inteligentes? ¿A una pequeña porción de los privilegiados del mundo? Yo creo que los que piensan así se equivocan. Cualquiera, tenga o no dinero, sea inteligente o no, puede alcanzar el éxito. Si le gusta trabajar, si es perseverante y decidido, puede cumplir sus sueños y lograr todas tus metas.

Un gran secreto que ayuda mucho a lograr los propósitos es anteponer la vida y todas las decisiones a Dios. Él sabe lo que debemos hacer, los caminos a seguir, el mejor momento para tomar la iniciativa. Si Él es el Señor de nuestras vidas, no tememos mañana. Él nos guía y va con nosotros. ¡Qué maravillosa compañía!

Con el Señor en nuestros corazones, cada paso que damos es una victoria, una bendición incomparable. ¡El Señor es nuestra victoria!

Si te enfrentas a obstáculos en tu camino en pos de la realización de tus sueños, no te desanimes… persiste… la victoria es tuya y nadie te la puede quitar.

Impactos: 79

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *