Para reflexionar… Imitar Para ser imitado

“Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo”  (1  Corintios 11:1).

“Muchos artistas famosos dictan la  dirección  de  la  moda. Conozco  algunos  jóvenes  que  imitan  a  los   principales jugadores de su equipo de fútbol: se cortan el pelo como  lo hacen, usan el mismo modelo de ropa, siguen sus pasos  todos los días. ¿Y qué ganan con eso? ”

Sé que nosotros, cristianos, hijos  del  Dios  Todopoderoso, debemos ser modelos a seguir y vivir de manera que  nuestros amigos nos imiten. Y mejor que los jugadores y  artistas  de fútbol, ayudaremos a nuestros discípulos a ganar  algo.  Los que nos siguen, como nosotros, obtendrán una vida mejor, una paz que nunca encontrarán en otra  parte,  una  fe  que  los ayudará a superar los obstáculos, un nombre  escrito  en  el Libro del Cielo, una vida eterna y feliz.

Algunos seguidores de artistas terminan frustrados  con  las actitudes de los que siguen. Pero los que  tememos  a  Dios, que buscamos obedecer el mandamiento de ser “una bendición”, haremos todo lo posible para  glorificar  siempre  al  Señor Jesús. Tenemos la responsabilidad de guiar a nuestros amigos por el camino del Señor, para que juntos  experimentemos  la verdadera felicidad de vivir con Dios para siempre.

¿Has tratado de ser una bendición para todos?

Impactos: 6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.