Para reflexionar… Excusas De Indiferencia

“su bandera sobre mí fue amor” (Cantares 2:4).

“El amor encontrará un camino, la indiferencia encontrará una excusa”.

¿Por qué no estamos listos para servir al Señor? ¿Cuál es la dificultad? ¿Qué nos impide? Es posible que tengamos docenas de razones para mostrar por qué no estamos involucrados en la obra de Dios. Podemos mencionar la falta de tiempo, la falta de dinero, las tareas del hogar, el cuidado de los niños, el desacuerdo de los métodos de los líderes de la iglesia, etc.

En realidad, lo que nos falta es el amor al Señor. Lo que nos impide es la total indiferencia hacia el sacrificio de Cristo y hacia los perdidos que se dirigen al infierno. Solo un poco de amor y todas esas excusas desaparecerán. Y no hay nada más gratificante que llene de alegría nuestro corazón que decir: “Señor, cuenta conmigo”.

Podemos presentar todas nuestras dificultades al Señor Jesús y pedirle que nos ayude a superarlas. Él nos guiará de acuerdo con Su voluntad y llegaremos a la conclusión de que nuestras justificaciones eran solo excusas para encubrir nuestra falta de amor.

El amor lo supera todo, incluso el riesgo de perder la felicidad tan esperada.

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.