Para reflexionar… Entrenamiento Físico Especial

“Prepárate para venir al encuentro de tu  Dios,  oh  Israel”
(Amós 4:12).

“Estar en buena condición espiritual requiere entrenamiento, al igual que estar en buena condición física”.

En los días de hoy, todos quieren estar “en forma”, tener un cuerpo perfecto y una barriga  lisa.  Por  lo  menos  es  en cuanto los jóvenes buscan  estar,  gastando  tiempo  en  las academias. A las veces desorbitan, pero, en el general,  eso hace bien a la salud de ellos.

Y si anhelamos tanto estar en perfectas condiciones físicas, ¿por qué no hacer lo mismo con nuestra condición espiritual? ¿Por qué no “ejercitarse” constantemente para  estar  en  la presencia del Señor para complacerlo siempre? En la Academia de  Cristianos,  hijos  de  Dios,    necesitamos    entrenar diariamente para evitar perder la  forma.  Un  entrenamiento muy bueno es la oración. Hablando con  Dios,  escuchamos  su voz y  conocemos  su  voluntad  para  nuestras  vidas.  Otro entrenamiento indispensable es leer la Biblia. A  través  de la Palabra del Señor, aprendemos a obedecerle y a glorificar Su nombre. Otro muy bueno entrenamiento es la  determinación de involucrarse en la obra de Cristo,  ayudando  a  otros  a encontrar también el Camino y entrar en la Academia de  vida abundante y eterna. Con una buena  preparación  física  para vivir en este mundo y una buena preparación espiritual  para estar siempre en la presencia de Dios, tendremos  días  cada vez más agradables y felices.

¿Te has preparado adecuadamente?

Impactos: 8

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.