¿Melodía, O Apenas Barullo?

Para reflexionar
¿Melodía, O Apenas Barullo?

“Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor,
vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe” (1
Coríntios 13:1).

Cierta noche, un adolescente volvió temprano para casa
despues el ensayo del Coral Joven de la iglesia. Su padre se
quedó bastante sorprendido. El muchacho jamás volvía
temprano de cualquier cosa. Mirando por encima del diario
que estaba leyendo, el padre preguntó: “¿por qué usted
volvió tan temprano?” “Tuvimos que cancelar el ensayo esta
semana”, dijo el joven. “El organista y el regente del Coral
tuvieron una disputa terrible sobre como cantar ‘Amor
Divino’, entonces, encerramos por hoy a la noche.”

Parece chistoso el hecho de alguien discutir al intentar
pasar un mensaje de amor divino, pero, en la realidad, es
muy triste. ¿De que adelanta yo hablar o cantar el amor de
Dios si este amor no existe en mí? Mi testimonio, al hablar
del amor del Señor, debía transmitir paz y tranquilidad y
jamás contendas y desentendimiento.

Dios es amor y nosotros, como Sus hijos, debemos mostrar lo
que de Él aprendemos — el amor. Y el amor no exige
derechos, no promueve disensiones, no justifica actitudes
egoístas, no provoca malestar. El apóstol Paulo dice que el
amor todo sufre, todo aguanta. Quien ame ofrece y no
reivindica, sirve al prójimo y no espera ser servido. Ofrece
lo que tiene y no espera recompensa.

El Coral Joven de aquella iglesia dispensó sus participantes
porque no hubo acuerdo en lo cantar el “Amor Divino”. Mejor
sería si reuniese los “rijosos” para que aprendiesen lo que
significa el amor de Dios. Cantaban sin saber lo que es
alabar, se reunían sin entender lo que significa estar
unidos, estaban entre los que predican, pero, deberían estar
entre los que necesitaban oír el sermón.

Eran apenas metáis haciendo barullo. No transmitían la
verdadera melodía celestial. ¿Y nosotros?

 

Paulo Barbosab

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.