Autoestima e identidad

Autoestima e identidad

Written by H. Norman Wright

Un elemento integral en su autoidentidad positiva es la percepción de Dios. Si su visión de Dios es inadecuada, su visión de sí misma también lo será. Idealmente, su conjunto de respuestas hacia Dios, basadas en la acertada percepción de Él, será verdadero.
Pero muchas mujeres luchan por tener que aceptar la realidad de que Dios las ama y que es confiable. En su lugar, se enojan con Dios, sintiendo que dejó de protegerlas o que las dejó caer.
Intelectualmente ellas pueden tener el conocimiento de que Dios es el dador de buenas dádivas, pero emocionalmente lo perciban como el dador de malas dádivas. Davis Seamnds describe el problema a su modo:
Cuando le pedimos a los individuos que confíen en Dios y que se rindan a él, estamos suponiendo que tienen los conceptos/ sentimientos de un Dios confiable, que solo tienen los mejores intereses en su corazón y en cuyas manos pueden poner sus vidas. Pero de acuerdo al profundo nivel de coraje hacia el concepto de Dios, pueden escuchar que les pedimos que se rindan a un ogro caprichoso y temible, a un monstruo todo poderoso cuya intención es hacerlas miserables y quitar la libertad de disfrutar la vida.
Usted y yo necesitamos conocer al Dios de la Biblia y utilizar su Palabra como nuestra fuente de información.
Transfiera las bases de su identidad de sus otras creencias al infalible Padre celestial. El es el único que es constante en su amor y aceptación. ¡Note lo que estas Escrituras –parafraseadas–  dicen sobre El y usted!
1.- El es el padre cariñoso, preocupado, que está interesado en los detalles íntimos de nuestras vidas (Mateos 6:25-34).
2.- El es el Padre que nunca nos abandona (Lucas 15:3-32).
3.- El es el Dios que mandó a su Hijo a morir por nosotros, aunque no fuéramos merecedores (Romanos 5:8).
4.- El está con nosotros en las buenas y en las malas circunstancias (Hebreos 13:5).
5.- Ha vencido la muerte (Lucas 24:6,7).
6.- Le da el mismo estatus a todas las razas y sexos (Gálatas 3:28).
7.-  Está disponible para nosotros a través de la oración (14: 13,14)
8.- Conoce nuestras necesidades (Isaías 65:24).
9.- El nos creó para una relación eterna con El (Juan 3:16).
10.- Tenemos valor para El (Lucas 7:28).
11.- El no nos condena (Romanos 8:1).
12.- Dios valora y produce nuestro crecimiento (1ª Corintios 3:7).
13.- El nos conforta (2 Corintios 1:3-5).
14.- El nos fortalece a través de su Espíritu (Efesios 3:16).
15.- El nos limpia de todo pecado (Hebreos 10:17-22).
16.- El es por nosotros (Romanos 8:31).
17.- El está siempre disponible para nosotros (Romanos 8:38, 39).
18.- El es un Dios de esperanza (Romanos 15:13.
19.- El nos ayuda en la tentación /Hebreos 2:17,18).
20.- Nos provee una vía para escapar de la tentación (1ª Corintios 10:13).
21.- Dios es el que trabaja en nosotros (Filipenses 2: 13).
22.- El quiere que seamos libres (Gálatas 5:1).
23.- El es Señor soberano del tiempo y de la eternidad (Apocalipsis 1:18).
Lea esos versículos todos los días por un mes. Se asombrará de cómo su percepción de sí misma cambiará.
Las bases para una autoimagen saludable
Necesidad de pertenecer. Su autoimagen está establecida sobre varias bases. Primero, todos necesitamos pertenecer a un grupo afectivo, para saber y sentir que somos queridos, aceptados, cuidados y apreciados por quienes somos. Dios quiere que usted se cuide, que se acepte y que se aprecie.
Necesidad de sentirse valiosa. Segundo, todos necesitamos sentirnos valiosos, capaces de decir con confianza: <<Estoy bien, estoy conforme, yo cuento>>. Nos sentimos valiosos cuando hacemos lo que pensamos que debemos hacer o cuando vivimos de acuerdo a nuestros patrones. Nos sentimos valiosos al estar en lo correcto y al hacer lo correcto a nuestros ojos y a los ojos de otros.
Dios es nuestra fuente primaria de valor. No necesitamos estar esforzándonos con el fin de sentirnos valiosos. Dios nos declara que estamos en lo correcto. Como Jan Congo dice: <<¡Cada una de nosotras es un original divino! Somos la expresión creativa del amor de Dios>>.
Necesidad de sentirse competente.  Tercero, todos necesitamos sentirnos competente, sabiendo que podemos hacer algo y que no nos enfrentamos a la vida felizmente. Otra vez, Dios satisface esta necesidad declarándonos competentes.
En Filipenses 4:13 encontramos la nueva vara de medida por la cual tenemos asegurada la competencia: <<Todo lo puedo en cristo que me fortalece. >> El asunto aquí es que su autoestima e identidad son regalos de Dios.
No se pueden ganar a través de sus logros, ni están basados en lo que otras personas dicen sobre usted, hacen o dejan de hacer con usted.
Autor H. Norman Wright
Libro: Preguntas que las mujeres hacen en privado
Editorial: UNILIT

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.