Un ejemplo deslumbrante de fe

Un ejemplo deslumbrante de fe

“La conducta de los reyes magos es un ejemplo deslumbrante de fe. Ellos creyeron en Cristo aunque nunca lo habían visto – pero eso no es todo. Creyeron en él cuando los escribas y fariseos fueron incrédulos – pero otra vez, eso no es todo. Creyeron en él cuando lo vieron como un recién nacido a la rodilla de María, y lo adoraron como rey. Este fue el punto supremo de su fe. No vieron milagros para convencerles. No recibieron enseñanzas para persuadirles. No vieron ninguna seña de divinidad y grandeza para quedarse anonadados. Lo único que vieron fue este recién nacido, indefenso y débil, con necesidad del cuidado de una madre como cualquiera de nosotros. Sin embargo cuando vieron ese bebé, creyeron que estaban viendo el divino salvador del mundo. Se cayeron de rodillas y lo adoraron.

No leemos de otra fe más grande que este en todo el volumen de la Biblia. Es una fe que merece ser puesto junto con la fe del ladrón en la cruz. El ladrón vio a uno que moría la muerte de un criminal, sin embargo oró a él y le llamó Señor. Los reyes magos vieron un recién nacido en los brazos de una mujer pobre, sin embargo lo adoraron y confesaron que era el Cristo. ¡Benditos, a la verdad son lo que pueden creer de esta manera!”

J.C. Ryle

Preguntas de reflexión: ¿Cómo es mi fe en Jesucristo? ¿Necesito de milagros para confiar en Él? ¿Cómo puedo fortaleccer mi fe y ayudar a otros a tener una fe fuerte y firme en Dios?

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.