Archivo de la categoría: TEXTOS

¿Qué se puede hacer para que memoricen un versículo?

¿Qué se puede hacer para que memoricen un versículo?

Como con cualquier cosa que se hace en la clase, se debe coordinar la forma en que enseñamos el versículo con el resto de la lección. Es por esta razón que debemos evaluar la motivación detrás de esa memorización ¿Lo hacemos sólo para que puedan repetirlo o queremos que lo entiendan?

1. Papel de cera: Antes del domingo, cubra hojas de papel blanco de 21 x 29 cms con papel de cera. Escriba apretando con fuerza con un lápiz afilado el versículo que va a enseñar. Cuando haya expuesto la lección, dele uno a cada alumno. Deja que los niños pinten sobre él con pintura temple. Si se ha hecho bien, la pintura no se adherirá a la cera del papel. El versículo aparecerá como por arte de magia.

2. Pizarra: Escribe el versículo al revés en la pizarra y que los niños lo trate de leer correctamente.
3. Borrando: Escribirlo todo en la pizarra e ir borrando palabra a palabra haciendo que los niños lo repitan íntegro. Al final habrás borrado todo y ellos podrán repetirlo de memoria

4. Despiece: Escribe en tiras que se puedan adherir al franelógrafo cada una de las palabras del versículo – una por tira – , mézclalas y haz que los niños lo organicen correctamente sobre el franelógrafo.

5. Traducciones: Averigua en que traducción prefieren los niños aprender el versículo. Usa ese.

6. Código secreto: durante la semana manda una carta a cada alumno con un mensaje secreto. Dale la clave para descifrarlo y pídeles que averigüen cuál es el mensaje. Será, claro está, el versículo de la semana.

7. Aplicación práctica: Explica de una forma comprensible cómo poner en práctica el versículo y pídeles que la semana siguiente informen de cómo lo hicieron.

8. Tablón de anuncios: Decóralo de manera que los niños tengan que descubrir cuál es el versículo (con dibujos, recortes, etc…)

9. Versículo del mes: Si a tus niños les resulta muy difícil aprender el versículo cada semana, elige uno para le mes que vaya con los temas. Es preferible así, que no tener nada.

10. Marionetas: Usa una marioneta para enseñarlo

11. Competición: Realice una entre chicos y chicas para revisar los versículos de la última quincena.

12. Anuncios por palabras: Escribe con un rotulador negro o una tiza de color llamativo sobre las páginas de anuncios por palabras de tu periódico local.

13. Fotos: Busca fotos que combinen con varios versículos que hayas escogido. Haz que los niños emparejen cada foto con el versículo correspondiente.

14. Grabador: Antes de empezar la clase, graba el versículo. Deja que los niños lo escuchen a su propio nivel de velocidad. Puedes incluir algunas explicaciones sobre lo que significa.

15. Voz misteriosa: Usando un grabador, pero con una voz desdibujada de alguien que conocen los niños y hágales que adivinen quién está diciendo el versículo (alguien que ellos conocen: pastor, diácono, etc…) Dales una pista.

16. Palabras claves: Busca con los niños las palabras claves de un versículo en el diccionario o en una concordancia bíblica.

17. Móvil: Haz un móvil usando varias de las palabras de un versículo. Cuélgalo y deja que los niños lo digan.

18. Diapositivas: Compra diapositivas en blanco que se puedan escribir. Rellénalos con el versículo y proyéctalo, haciendo que lo aprendan los niños.

19. Búsqueda: Antes de que lleguen los niños esconde la habitación tiras con las palabras del versículo. Haz que los niños las busquen y lo formen. Si necesitan ayuda, deja que lo lean en la Biblia.

20. Cubo geométrico: pon las distintas partes del versículo en las caras de un cubo, deja que los niños lo aprendan jugando.

21. Persiana: Consigue una persiana vieja y escribe en renglones el versículo. Según aprenden una parte baja un paso más la persiana.

22. Pared: Pon palabras del versículo en la pared. Coloca un niño delante de cada y haz que vayan leyéndolo en su orden.

23. Dibujo: haz que los niños representen gráficamente una forma de aplicar o explicar el versículo a su nivel.

24. Paráfrasis: Después de que hayas enseñado el versículo, haz que los niños lo escriban en sus propias palabras.

25. Mezcla: Escribe el versículo en la pizarra o ponlo sobre el franelógrafo de modo que algunas palabra las hayas sustituido por fotos o dibujos de cosas. Haz que lo lean y aprendan.

26. Anillito: Haz que los niños se pasen una cosa de uno a otro en un círculo. Cuando alguien dice ALTO, el que lo tiene debe repetir el versículo de memoria. Si no lo hace, tendrá que sentarse y no participar más en el juego.

27. Sigue la línea: Dibuja en la pizarra en forma desordenada el versículo. Cada palabra ha de ir unida a la anterior en orden y señalando la que se corresponden con la primera del versículo. Los niños deben descubrirlo siguiendo el “hilo”. Puede hacerse igual sobre un franelógrafo y atando cada palabra por un hilo o cable.

28. Canción: Pon música a las palabras del versículo y enséñalo

29. Rellena los espacios vacíos: escribe el versículo dejando espacios en blanco. Haz que los niños las descubran.

30. Teléfono: Pon a los niños en círculo. Di al que está a tu lado el versículo y así se lo trasmitan de uno a otro. Haz que al final el último diga lo que ha oído y lo mismo el primero.

31. Biblia: Haz que los niños busquen el versículo en sus Biblias.

32. Cinta de calculadoras: Sujeta una larga tira de papel de calculadora sobre la pared de tu clase. Llama a distintos niños para que escriban una palabra del versículo en la tira.

33. Los de rojo: Haz que lo reciten los niños que llevan un cierto color en sus ropas, luego otros de otro, etc.

34. Rompecabezas: Escribe el versículo en una hoja de papel. Córtala en diversos tamaños y haz que un niño a la vez lo mote (puedes hacer uno para cada niño).

35. Al unísono: Lee con la clase en alta voz el versículo.

36. Antofonía: Si el versículo es muy grande, haz que los niños lean una parte y las niñas la siguiente.

37. Palabras claves: Cuando quieras hacer un repaso, puedes poner en una tira de papel las palabras claves de uno de los versículos que hayáis estudiado, haz que lo repitan de memoria.

38. Sobres: Escribe lo versículos que quieres repasar en una hoja de papel cada uno, córtalos con un rompecabezas y mete cada uno en un sobre. Da uno a cada niño y haz que lo complete. Cuando hayan terminado que pongan su nombre en el sobre como señal de que lo han hecho.

39. Papiros: Escribe el versículo corrido sin separación entre palabras o letras. Ej. NOROBARAS NIMATARAS.

40. Morse: Pon en un tablón una copia del código internacional o en un trozo de cartulina. Escribe el versículo en Morse y que lo descifren.

41. Aprovechando el tiempo: Mientras los niños están ocupados con otro trabajo (manualidades, etc.), di una parte del versículo y que ellos te respondan.

42. Rollo: Haz un rollo antiguo. Escribe uno o varios versículos en él.

43. Palabras revueltas: Revuelve las palabras del versículo y haz que los niños lo corrijan.

44. Búsqueda de dibujos: coloca en la pared alrededor de la habitación fotos, cuadros o dibujos que ilustren los versículos. Pon los versículos en papel expuestos, que los niños emparejen uno con otro.

45. Dramatización: Muchos versículos pueden representarse. Hazlo o bien un ejemplo práctico del mismo como en “no robarás” – una escena de un ladrón atrapado, etc.

46. Emparejamiento: Empareja referencias con palabras. Haz que miren las referencias y que tracen una línea a la palabra que le corresponde.

1 Juan 2:17- Lluvia
Levítico 26:4- Robar
Salmo 32:7 -Permanece
Éxodo 20:5 -Refugio

47. Librito: Haz uno con el versículo favorito de un trimestre. Elige tres o así e ilústralos con algunos dibujos. Dalo como un regalo.

48. Preguntas: Haz que lo sniños respondan preguntas con versículo. Ejemplo ¿Cuál debe ser la actitud de un cristiano frente a algo que pertenece a otro? Éxodo 20:15

49. Errores: di a propósito un versículo mal. Deja que los niños te corrija

 

VERSICULOS POR TEMAS PARA MEMORIZAR.

VERSICULOS POR TEMAS PARA MEMORIZAR.
SALVACIÓN
Jn.3:16 De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.Jn.14:6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por Mí.Jn.3:3b El que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.Jn.1:12 A todos los que le recibieron, a los que creen en Su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.Ap.3:20 He aquí, Yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye Mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.Rom.3:23 Todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios. Efe.2:8,9 Por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.Jn.3:36 El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.Jn.10:27,28 Mis ovejas oyen Mi voz, y Yo las conozco, y me siguen,y Yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de Mi mano.Hch.4:12 En ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el Cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.Mat.18:3 Si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los Cielos.Rom.6:23 La paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.1Jn.1:9 Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.Hch.16:31 Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.2Cor.5:17 Si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.*Jn.6:37Todo lo que el Padre me da, vendrá a Mí; y al que a Mí viene, no le echo fuera.Tito 3:5 Nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por Su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo.Rom.10:9-10, 13Si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación. Todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.
EL ESPÍRITU SANTO
Hch.1:8 Recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.Jn.14:26 El Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en Mi nombre, Él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que Yo os he dicho.Gál.5:22,23 El fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.*Hch.4:31bTodos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la Palabra de Dios.Hch.2:17,18*En los Postreros Días, dice Dios, derramaré de Mi Espíritu sobre toda carne, y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros ancianos soñarán sueños.Y de cierto sobre Mis siervos y sobre Mis siervas en aquellos días derramaré de Mi Espíritu, y profetizarán.Luc.11:13 Si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?*Jn.16:13Cuando venga el Espíritu de verdad, Él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por Su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.
LA PALABRA
Jn.1:1,14 En el principio era el Verbo [la Palabra], y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros.Mat.4:4 No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda Palabra que sale de la boca de Dios.*Sal.119:11 En mi corazón he guardado Tus dichos, para no pecar contra Ti.Sal.119:130 La exposición de Tus Palabras alumbra; hace entender a los simples.2Tim.2:15 Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la Palabra de verdad.Jn.6:63 El Espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las Palabras que Yo os he hablado son espíritu y son vida.Mat.24:35 El Cielo y la Tierra pasarán, pero Mis Palabras no pasarán.1Pe.2:2 Desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis. *Sal.119:105Lámpara es a mis pies Tu Palabra, y lumbrera a mi camino.Jn.15:3 Ya vosotros estáis limpios por la Palabra que os he hablado.2Pe.1:4aNos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina.*Jos.1:8Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.Heb.4:12 La Palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.*Sal.37:31La ley de su Dios está en su corazón; por tanto, sus pies no resbalarán.
NUESTRA RELACIÓN CON EL SEÑOR
1Jn.4:19 Nosotros le amamos a Él, porque Él nos amó primero.Stg.4:8a Acercaos a Dios, y Él se acercará a vosotros.*Pro.8:17 Yo amo a los que me aman, y me hallan los que temprano me buscan.*Mat.11:28-30 Venid a Mí todos los que estáis trabajados y cargados, y Yo os haré descansar.Llevad Mi yugo sobre vosotros, y aprended de Mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;porque Mi yugo es fácil, y ligera Mi carga.2Tim.1:12b Yo sé a quién he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día.Rom.8:38,39Estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.Rom.7:4Vosotros, hermanos míos, habéis muerto a la ley mediante el cuerpo de Cristo, para que seáis de otro, del que resucitó de los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios.*Jn.14:23Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, Mi palabra guardará; y Mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.*Sal.111:10a El principio de la sabiduría es el temor del Señor.*Sal.73:25,26¿A quién tengo yo en los cielos sino a Ti? Y fuera de Ti nada deseo en la tierra.Mi carne y mi corazón desfallecen; mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre.
FE
Rom.10:17 La fe es por el oír, y el oír, por la Palabra de Dios.Pro.3:5,6 Fíate del Señor de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y Él enderezará tus veredas.Mar.9:23 Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible.2Cor.5:7 Por fe andamos, no por vista.Luc.1:37 Nada hay imposible para Dios.Mat.9:29b Conforme a vuestra fe os sea hecho.Heb.11:1 Es, pues, la fe la garantía de lo que se espera, la prueba de lo que no se ve.Stg.1:5-8 Si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor. El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos.Heb.11:6 Sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan diligentemente.Stg.2:26 Como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.Job 13:15a Aunque Él me matare, en Él esperaré.Rom.14:23b Todo lo que no proviene de fe, es pecado.2Tim.2:13 Si fuéremos infieles, Él permanece fiel; Él no puede negarse a Sí mismo.1Jn.5:4 Todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.*Rom.4:20,21Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios,plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido.*Heb.10:35No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón.
ORACIÓN
Mat.7:7,8Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.Jn.15:7 Si permanecéis en Mí, y Mis Palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.Mar.11:24 Todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá.Jn.14:14 Si algo pidiereis en Mi nombre, Yo lo haré.Jer.29:13 Me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón.Mat.18:19,20 Si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la Tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por Mi Padre que está en los Cielos. Porque donde están dos o tres congregados en Mi nombre, allí estoy Yo en medio de ellos.1Jn.3:22 Cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de Él, porque guardamos Sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de Él.1Tes.5:17 Orad sin cesar.Heb.4:16 Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.Isa.65:24 Antes que clamen, responderé Yo; mientras aún hablan, Yo habré oído.*Mat.18:18De cierto os digo que todo lo que atéis en la Tierra, será atado en el Cielo; y todo lo que desatéis en la Tierra, será desatado en el Cielo.1Jn.5:14,15 Esta es la confianza que tenemos en Él, que si pedimos alguna cosa conforme a Su voluntad, Él nos oye. Y si sabemos que Él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.Isa.45:11b Preguntadme de las cosas por venir; mandadme acerca de Mis hijos, y acerca de la obra de Mis manos.Sal.66:18,19 Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad, el Señor no me habría escuchado. Mas ciertamente me escuchó Dios; atendió a la voz de mi súplica.Rom.8:26 El Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.
PROFECÍA
Jer.33:3Clama a Mí, y Yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.Amós 3:7No hará nada el Señor Dios, sin que revele Su secreto a Sus siervos los profetas.*Sal.32:8 Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; sobre ti fijaré Mis ojos.*Isa.30:21Tus oídos oirán a tus espaldas palabra que diga: Este es el camino, andad por él; y no echéis a la mano derecha, ni tampoco torzáis a la mano izquierda.*Pro.1:23bYo derramaré Mi Espíritu sobre vosotros y os haré saber Mis Palabras.*Isa.42:9 He aquí se cumplieron las cosas primeras, y Yo anuncio cosas nuevas; antes que salgan a luz, Yo os las haré notorias.*Jer.23:28 El profeta que tuviere un sueño, cuente el sueño; y aquel a quien fuere Mi Palabra, cuente Mi Palabra verdadera.*Sal.73:24a Me has guiado según Tu consejo.*Jer.1:9b He puesto Mis Palabras en tu boca.
AMOR
1Cor.13:13 Ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.1Pe.4:8 Ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados.1Jn.3:16,18 En esto hemos conocido el amor, en que Él puso Su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos. Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad.1Jn.4:7,8 Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.Mat.25:40b De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos Mis hermanos más pequeños, a Mí lo hicisteis.1Cor.13:4-8a El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser.Jn.15:13 Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.1Cor.16:14 Todas vuestras cosas sean hechas con amor.*Gal.5:13bServíos por amor los unos a los otros.
LA LEY DEL AMOR
Mat.22:37-40 Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.Jn.13:34 Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como Yo os he amado, que también os améis unos a otros.Mat.7:12 Todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; por que esto es la ley y los profetas.Gál.5:14 Toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.Gál.6:2 Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.Rom.13:8 No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley.
ALABANZA Y GRATITUD
1Tes.5:16-18 Estad siempre gozosos. Orad sin cesar. Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.Efe.5:20 Dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.Efe.3:20.21a A aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, a Él sea gloria.*Sal.34:1Bendeciré al Señor en todo tiempo; Su alabanza estará de continuo en mi boca.*Sal.107:8 Alaben la misericordia del Señor, y Sus maravillas para con los hijos de los hombres.*Sal.35:28Mi lengua hablará de Tu justicia y de Tu alabanza todo el día.Fil.4:8 Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.
UNIDAD
*Sal.133:1 ¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía!*1Cor.1:10 Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.*Ecl.4:9,10 Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo.Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante.*Efe.4.3 Solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz.*Rom.12:5 Nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros.*Rom.14:19 Sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación.*1Jn.1:7a Si andamos en luz, como Él está en luz, tenemos comunión unos con otros.
TESTIFICACIÓN
Mar.16:15 Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura.Mat.4:19 Venid en pos de Mí, y os haré pescadores de hombres.Hch.5:42 Todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.Pro.11:30 El fruto del justo es árbol de vida; y el que gana almas es sabio.Mat.5:14,16 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los Cielos.1Cor.9:16 Si anuncio el Evangelio, no tengo por qué gloriarme; porque me es impuesta necesidad; y ¡ay de mí si no anunciare el Evangelio!Jn.6:27 Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste selló Dios el Padre.2Tim.2:2 Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.Dan.12:3 Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad.Mat.28:19,20 Id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.Luc.9:2 Los envió a predicar el reino de Dios, y a sanar a los enfermos.2Tim.4:2a Que prediques la Palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo.1Cor.2:4,5 Ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder,para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.*1Pe.3:15b Estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros.Eze.3:17-19 Hijo de hombre, Yo te he puesto por atalaya a la casa de Israel; oirás, pues, tú la Palabra de Mi boca, y los amonestarás de Mi parte. Cuando Yo dijere al impío: De cierto morirás; y tú no le amonestares ni le hablares, para que el impío sea apercibido de su mal camino a fin de que viva, el impío morirá en su maldad, pero su sangre demandaré de tu mano. Pero si tú amonestares al impío, y él no se convirtiere de su impiedad y de su mal camino, él morirá en su maldad, pero tú habrás librado tu alma.
DISCiPULadO
Luc.14:33 Cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser Mi discípulo.Mat.19:29 Cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por Mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna.Luc.9:23,24 Si alguno quiere venir en pos de Mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de Mí, éste la salvará.Mat.22:14 Muchos son llamados, y pocos escogidos.Mat.6:24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.Hch.2:44,45 Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno.Jn.13:35 En esto conocerán todos que sois Mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.Jn.8:31b,32 Si vosotros permaneciereis en Mi Palabra, seréis verdaderamente Mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.Jn.15:16 No me elegisteis vosotros a Mí, sino que Yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en Mi nombre, Él os lo dé.Luc.9:62 Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios.Mat.9:37,38 Dijo a Sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a Su mies.Heb.11:15,16 Si hubiesen estado pensando en aquella [patria] de donde salieron, ciertamente tenían tiempo de volver.Pero anhelaban una mejor, esto es, celestial; por lo cual Dios no se avergüenza de llamarse Dios de ellos; porque les ha preparado una Ciudad.Jn.15:8 En esto es glorificado Mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así Mis discípulos.1Cor.6:20 Habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.Mat.10:36-38 Los enemigos del hombre serán los de su casa.El que ama a padre o madre más que a Mí, no es digno de Mí; el que ama a hijo o hija más que a Mí, no es digno de Mí;y el que no toma su cruz y sigue en pos de Mí, no es digno de Mí.
NUESTRA RELACIÓN CON EL MUNDO
Stg.4:4 ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.Jn.15:19 Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes Yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece.2Tim.2:4 Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a Aquel que lo tomó por soldado.1Jn.2:15-17 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.Mar.8:36-38 ¿Qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?Porque el que se avergonzare de Mí y de Mis Palabras en esta generación adúltera y pecadora, el Hijo del Hombre se avergonzará también de él, cuando venga en la gloria de Su Padre con los santos ángeles.Gál.5:1 Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.2Cor.6:14 No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?2Cor.6:17 Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y Yo os recibiré.Efe.5:11 No participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas.Rom.12:2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.*Mat.10:16 He aquí, Yo os envío como a ovejas en medio de lobos; sed, pues, prudentes como serpientes, y sencillos como palomas.
TODO ES GRACIAS A JESÚS
Hch.4:13 Viendo el denuedo de Pedro y de Juan, y sabiendo que eran hombres sin letras y del vulgo, se maravillaban; y les reconocían que habían estado con Jesús.Mat.10:20 No sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu de vuestro Padre que habla en vosotros.Fil.2:13 Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por Su buena voluntad.Jer.32:27 He aquí que Yo soy el Señor, Dios de toda carne; ¿habrá algo que sea difícil para Mí?Sal.118:8 Mejor es confiar en el Señor que confiar en el hombre.Sal.127:1 Si el Señor no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican; si el Señor no guardare la ciudad, en vano vela la guardia.Jer.17:5 Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta del Señor.
HUMILDAD Y ORGULLO
1Pe.5:5-7 Jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que Él os exalte cuando fuere tiempo;echando toda vuestra ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de vosotros.Fil.2:3 Nada hagáis por contiendo o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo.*Mat.23:12 El que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.*Pro.16:18 Antes del quebrantamiento es la soberbia, y antes de la caída la altivez de espíritu.*Dan.4:37b Él puede humillar a los que andan con soberbia.*2Cor.10:17 El que se gloría, gloríese en el Señor.*Pro.11:2 Cuando viene la soberbia, viene también la deshonra; mas con los humildes está la sabiduría.*Efe.6:6 No sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, de corazón haciendo la voluntad de Dios.
NO TEMAS
Isa.41:10 No temas, porque Yo estoy contigo; no desmayes, porque Yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de Mi justicia.Isa.26:3 Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en Ti persevera; porque en Ti ha confiado.2Tim.1:7 No nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.Jn.14:27 La paz os dejo, Mi paz os doy; Yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.Sal.27:1 El Señor es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? El Señor es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?Sal.23:4 Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque Tú estarás conmigo; Tu vara y Tu cayado me infundirán aliento.1Jn.4:18 En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.Sal.34:4 Busqué al Señor, y Él me oyó, y me libró de todos mis temores.Sal.46:1,2 Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, y se traspasen los montes al corazón del mar.Mar.5:36b No temas, cree solamente.*Isa.12:2a He aquí Dios es salvación mía; me aseguraré y no temeré.Jer.1:8 No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice el Señor.Sal.119:165 Mucha paz tienen los que aman Tu ley, y no hay para ellos tropiezo.Sal.56:3,4 En el día que temo, yo en Ti confío. En Dios alabaré Su Palabra; en Dios he confiado; no temeré; ¿qué puede hacerme el hombre?Deut.31:6 Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque el Señor tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará.Pro.29:25 El temor del hombre pondrá lazo; mas el que confía en el Señor estará seguro.
CóMO VENCER AL ENEMIGO CUANDO ATACA
Stg.4:7 Someteos, pues, a Dios; resistid al Diablo, y huirá de vosotros.1Jn.4:4 Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo.Isa.59:19b Vendrá el Enemigo como río, mas el Espíritu del Señor levantará bandera contra él.1Tim.6:12 Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.Efe.4:27 Ni deis lugar al Diablo.2Cor.10:4,5 Las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo.1Pe.5:8,9a Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el Diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe.Efe.6:10-12 Hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de Su fuerza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del Diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.1Jn.3:8b Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del Diablo.*1Jn.2:14b La Palabra de Dios permanece en vosotros, y habéis vencido al maligno.*Efe.6:16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.2Tim.4:18 El Señor me librará de toda obra mala, y me preservará para Su reino celestial. A Él sea gloria por los siglos de los siglos.
PODER Y FORTALEZA
Fil.4:13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.Neh.8:10b El gozo del Señor es vuestra fuerza.2Cor.4:7 Tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros.Zac.4:6b No con ejército, ni con fuerza, sino con Mi Espíritu, ha dicho el Señor de los ejércitos.2Cor.12:9,10bMe ha dicho: «Bástate Mi gracia; porque Mi poder se perfecciona en la debilidad». Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.Cuando soy débil, entonces soy fuerte.Isa.30:15b En quietud y en confianza será vuestra fortaleza.*Isa.40:31 Los que esperan en el Señor tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.Deut.33:25b Como tus días serán tus fuerzas.
PROTECCIÓN
Luc.10:19 He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del Enemigo, y nada os dañará.Isa.59:1 He aquí que no se ha acortado la mano del Señor para salvar, ni se ha agravado Su oído para oír.Pro.14:26 En el temor del Señor está la fuerte confianza; y refugio hallarán Sus hijos.*Éxo.14:14 El Señor peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos.*Sal.34:7 El ángel del Señor acampa alrededor de los que le temen, y los defiende.*Sal.34:17 Claman los justos, y el Señor oye, y los libra de todas sus angustias.*Pro.1:33 El que me oyere, habitará confiadamente y vivirá tranquilo, sin temor del mal.*Pro.18:10 Torre fuerte es el nombre del Señor: a él correrá el justo, y será levantado.
PERSECUCIÓN
2Tim.3:12 Todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución.Mat.5:10-12 Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los Cielos. Bienaventurados sois cuando por Mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los Cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.Rom.8:31b Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?Luc.21:15 Yo os daré palabra y sabiduría, la cual no podrán resistir ni contradecir todos los que se opongan.Mat.10:23a Cuando os persigan en esta ciudad, huid a la otra.Luc.21:17-19 Seréis aborrecidos de todos por causa de Mi nombre. Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá. Con vuestra paciencia ganaréis vuestras almas.Jn.15:20 Acordaos de la Palabra que Yo os he dicho: El siervo no es mayor que su Señor. Si a Mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado Mi Palabra, también guardarán la vuestra.Fil.1:29 A vosotros os es concedido a causa de Cristo, no sólo que creáis en Él, sino también que padezcáis por Él.Mat.5:44 Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os maltratan y os persiguen.Jn.16:2 Os expulsarán de las sinagogas; y aun viene la hora cuando cualquiera que os mate, pensará que rinde servicio a Dios.Hch.5:38b,39 Si este consejo o esta obra es de los hombres, se desvanecerá; mas si es de Dios, no la podréis destruir; no seáis tal vez hallados luchando contra Dios.
PRUEBAS Y TENTACIONES
1Cor.10:13 No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.Stg.1:2,3 Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.Isa.43:1b,2 No temas, porque Yo te redimí; te puse nombre, Mío eres tú. Cuando pases por las aguas, Yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.Heb.12:1,2 Nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de Él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.1Pe.4:12,13 Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de Su gloria os gocéis con gran alegría.Rom.8:18 Tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse.Stg.1:12 Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.Jn.15:2 Todo pámpano que en Mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto.Sal.119:67 Antes que fuera yo humillado, descarriado andaba; mas ahora guardo Tu Palabra.Sal.119:71 Bueno me es haber sido humillado, para que aprenda Tus estatutos.Heb.5:8 Aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia.1Pe.1:7 Para que vuestra fe, probada, mucho más preciosa que el oro que es perecedero, aunque se pruebe con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo.*Mat.26:41 Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.*2Tim.2:3 Sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo.Luc.22:31,32 Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo;pero Yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez convertido, confirma a tus hermanos.
DISCIPLINA
Heb.12:6,11 El Señor al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo.Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados.Pro.15:32 El que tiene en poco la disciplina menosprecia su alma; mas el que escucha la corrección adquiere entendimiento.Pro.22:15 La necedad está ligada en el corazón del muchacho; mas la vara de la corrección la alejará de él.Pro.16:6 Con misericordia y verdad se corrige el pecado, y con el temor del Señor los hombres se apartan del mal.Ecl.8:11 Por cuanto no se ejecuta luego sentencia sobre la mala obra, el corazón de los hijos de los hombres está en ellos dispuesto para hacer el mal.
CONSUELO
2Cor.1:4 El cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios.*Sal.119:50 [Tu Palabra] es mi consuelo en mi aflicción, porque Tu dicho me ha vivificado.*Sal.147:3 Él sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas.*Jn.14:18 No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.*Heb.13:5b Él dijo: No te desampararé, ni te dejaré.*Mat.5:4 Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.
CURACIÓN
Sal.34:19 Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará el Señor.Stg.5:14-16 ¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor. Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados. Confesaos vuestras faltas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz y fervorosa del justo puede mucho.Isa.40:29 Él da vigor al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.Sal.103:3 Él es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias.Luc.17:14b Aconteció que mientras iban, fueron limpiados [curados].Mal.4:2a A vosotros los que teméis Mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en Sus alas traerá curación.Hch.9:34a Jesucristo te sana.Sal.107:20 Envió Su Palabra, y los sanó, y los libró de su ruina.2Re.20:5b Yo he oído tu oración, y he visto tus lágrimas; he aquí que Yo te sano.Jer.30:17a Yo haré venir sanidad para ti, y sanaré tus heridas, dice el Señor.Isa.53:5 Él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre Él, y por Sus llagas somos nosotros curados.Mat.10:1 Llamando a Sus doce discípulos, les dio autoridad sobre los espíritus inmundos, para que los echasen fuera, y para sanar toda enfermedad y toda dolencia.Éxo.15:26 Si oyeres atentamente la voz del Señor tu Dios, e hicieres lo recto delante de Sus ojos, y dieres oído a Sus mandamientos, y guardares todos Sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque Yo soy el Señor tu sanador.Mar.16:17,18 Estas señales seguirán a los que creen: En Mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.
FIDELIDAD
Ap.2:10b Sé fiel hasta la muerte, y Yo te daré la corona de la vida.Mat.25:23 Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu Señor.Ap.3:11b Retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona.Luc.16:10 El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel; y el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto.1Cor.4:2 Se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel.Rom.12:11 En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor.Gál.6:9 No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos.*Efe.5:16 Aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.*Pro.28:20a El hombre de verdad tendrá muchas bendiciones.
OBEDIENCIA
Stg.1:22 Sed hacedores de la Palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.Jn.13:17 Si sabéis estas cosas, bienaventurados seréis si las hiciereis.*Jn.15:14 Vosotros sois Mis amigos, si hacéis lo que Yo os mando.1Sam.15:22,23a ¿Se complace el Señor tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las Palabras del Señor? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros. Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación.Stg.4:17 Al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado.Jn.14:15Si me amáis, guardad Mis mandamientos.
SUMISIÓN
Jn.3:30 Es necesario que Él crezca, pero que yo mengüe.Rom.12:1 Hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro servicio razonable.Luc.22:42 Padre, si quieres, pasa de Mí esta copa; pero no se haga Mi voluntad, sino la Tuya.Rom.6:13a Ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios.
DAR FRUTO
Jn.15:4,5 Permaneced en Mí, y Yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en Mí. Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en Mí, y Yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de Mí nada podéis hacer.Mat.7:18,20 No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos.Así que, por sus frutos los conoceréis.Sal.1:3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperará.Jn.12:24 Si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto.
GENEROSIDAD
*Hch.20:35b Más bienaventurado es dar que recibir.Mat.10:8b De gracia recibisteis, dad de gracia.Mat.5:42 Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses.Pro.3:27 No te niegues a hacer el bien a quien es debido, cuando tuvieres poder para hacerlo.Luc.6:38 Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.2Cor.9:6,7 El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará. Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.*1Jn.3:17 El que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él?*Pro.19:17 Al Señor presta el que da al pobre, y el bien que ha hecho, se lo volverá a pagar.*Sal.41:1 Bienaventurado el que piensa en el pobre; en el día malo lo librará el Señor.
PROVISIóN
Fil.4:19 Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a Sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.Mat.6:33 Buscad primeramente el reino de Dios y Su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.Sal.37:3-5 Confía en el Señor, y haz el bien; y habitarás en la tierra, y te apacentarás de la verdad.Deléitate asimismo en el Señor, y Él te concederá los deseos de tu corazón. Encomienda al Señor tu camino, y confía en Él; y Él hará.Sal.84:11b Gracia y gloria dará el Señor. No negará ningún bien a los que andan en integridad.Stg.4:2b,3 No tenéis lo que deseáis, porque no pedís. Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.1Cor.9:14 Así también ordenó el Señor a los que anuncian el Evangelio, que vivan del Evangelio.Mal.3:10 Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en Mi casa; y probadme ahora en esto, dice el Señor de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los Cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.*Sal.23:1 El Señor es mi pastor; nada me faltará.*Mat.6:25,26 No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?
MURMURACIóN
1Cor.10:10 Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el Destructor.Fil.2:14 Haced todo sin murmuraciones y contiendas.*Fil.4:11 He aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación.Rom.9:20 ¿Quién eres tú, para que alterques con Dios? ¿Dirá el vaso de barro al que lo formó: ¿Por qué me has hecho así?
EL PODER DE LA LENGUA
*Sal.19:14 Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de Ti, oh Señor, roca mía, y redentor mío.*Mat.12:36,37 De toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio.Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado.*Mat.12:34b De la abundancia del corazón habla la boca.*Efe.4:29 Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.*2Tim.2:16 Evita profanas y vanas palabrerías, porque conducirán más y más a la impiedad.*Stg.1:19b Todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse.*Pro.29:11 El necio da rienda suelta a toda su ira, mas el sabio la sosiega.*Pro.16:24 Panal de miel son los dichos suaves; suavidad al alma y medicina para los huesos.
PERDÓN
*Efe.4:32 Sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.Col.3:13a,14 Soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros.Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.*Mat.6:14,15 Si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial;mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.
NIÑOS
Sal.127:3 Herencia del Señor son los hijos; y recompensa Suya el fruto del vientre.*Pro.22:6 Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.*Col.3:20 Hijos, obedeced a vuestros padre en todo, porque esto agrada al Señor.*1Tim.4:12 Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.*Isa.54:13 Todos tus hijos serán enseñados por el Señor, y se multiplicará la paz de tus hijos.
pastores
1Cor.11:1 Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo.Jn.10:11b El buen pastor su vida da por las ovejas.Mat.23:11 El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo.Heb.13:17Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso.Pro.27:23 Sé diligente en conocer el estado de tus ovejas, y mira con cuidado por tus rebaños.Pro.11:14 Donde no hay dirección sabia, caerá el pueblo; mas en la multitud de consejeros hay seguridad.
la gracia y la ley
*Jn.1:17 La ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.*Gál.3:13a Cristo nos redimió de la maldición de la ley.*Rom.8:2 La ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.
OTROS VERSÍCULOS
Rom.8:28 Sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a Su propósito son llamados.Heb.13:8 Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.Jos.23:14b No ha faltado una palabra de todas las buenas palabras que el Señor vuestro Dios había dicho de vosotros; todas os han acontecido, no ha faltado ninguna de ellas.Eze.34:23 Levantaré sobre ellas a un pastor, y él las apacentará; a Mi siervo David, él las apacentará, y él les será por pastor.2Cró.20:20b Creed en el Señor vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a Sus profetas, y seréis prosperados.Hch.7:48a El Altísimo no habita en templos hechos de mano.*1Cor.3:16 ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? *Gén.1:1 En el principio creó Dios los cielos y la tierra.Pro.28:13 El que encubre sus pecados no prosperará; mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia.*2Cor.3:17b Donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.
el TIEMPO DEL FIN
n Los postreros díasOse.3:5 Después volverán los hijos de Israel, y buscarán al Señor su Dios, y a David su rey; y temerán al Señor y a Su bondad en el fin de los días.2Tim.3:1 En los postreros días vendrán tiempos peligrosos.1Jn.2:18 Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo.n Señales de los tiemposMat.24:5*-7 Vendrán muchos en Mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán.Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.*Mat.24:12,14 Por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.Y será predicado este Evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.*Dan.12:4 Tú, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia se aumentará.n El colapso económico/ La gran confusión 1Tes.5:3 Cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán.n La subida al poder del AnticristoDan.8:23-25 Al fin del reinado de éstos, cuando los transgresores lleguen al colmo, se levantará un rey feroz de rostro, y entendido en enigmas. Y su poder se fortalecerá, mas no con fuerza propia; y causará grandes ruinas, y prosperará, y hará arbitrariamente, y destruirá a los fuertes y al pueblo de los santos. Con su sagacidad hará prosperar el engaño en su mano; y en su corazón se engrandecerá, y con paz destruirá a muchos; y se levantará contra el Príncipe de los príncipes, pero será quebrantado, aunque no por mano humana.Dan.11:21 Le sucederá en su lugar un hombre vil, al cual no darán la honra del reino; pero vendrá pacíficamente y tomará el reino con halagos.2Tes.2:3,4 Nadie os engañe en ninguna manera; porque [el día del Señor] no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto, tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios.*Ap.13:3b,4 Se maravilló toda la tierra en pos de la Bestia,y adoraron al dragón que había dado autoridad a la Bestia, y adoraron a la Bestia, diciendo: ¿Quién como la Bestia, y quién podrá luchar contra ella? n La confirmación del pactoDan.9:27a Por otra semana [el Anticristo] confirmará el pacto con muchos. n La ruptura del pacto Dan.9:27b A la mitad de la semana [el Anticristo] hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después por la muchedumbre de abominaciones lo dejará desolado, hasta que venga la consumación y lo que está determinado se derrame sobre el desolador.Dan.11:31 Se levantarán de su parte tropas que profanarán el santuario y la fortaleza, y quitarán el continuo sacrificio, y pondrán la abominación desoladora.n La gran tribulaciónMat.24:15,21 Cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.Ap.12:6 La mujer [la iglesia del Tiempo del Fin] huyó a lugares inhóspitos, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días. Ap.12:14Se le dieron a la mujer dos alas de una gran águila, para que volase de delante de la serpiente a lugares inhóspitos, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo.*Ap.13:5 Se le dio [al Anticristo] boca que hablaba grandes cosas y blasfemias; y se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses.Ap.13:7,8 Se le permitió hacer guerra contra los santos, y vencerlos. También se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación. Y la adoraron todos los moradores de la Tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.*Ap.13:15-18 Se le permitió [al falso profeta] infundir aliento a la imagen de la Bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase.Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha o en la frente;y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la Bestia, o el número de su nombre.Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la Bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis.n La guerra atómicaAp.18:2 Clamó [el ángel] con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible. Ap.18:8En un solo día vendrán sus plagas [las de Babilonia]; muerte, llanto y hambre, y será quemada con fuego; porque poderoso es Dios el Señor, que la juzga.*Ap.18:10 ¡Ay, ay, de la gran ciudad de Babilonia, la ciudad fuerte; porque en una hora vino tu juicio!n El arrebatamiento1Tes.4:16,17 El Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del Cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.Mat.24:29-31 Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el Sol se oscurecerá, y la Luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la Tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Y enviará Sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a Sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.*1Cor.15:51,52 He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados,en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.n La cena de las bodas y el tribunal de CristoAp.19:7-9 Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y Su esposa se ha preparado. Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos. Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios.*2Cor.5:10 Es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo.Dan.12:2*,3 Muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua.Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad.n La ira de DiosAp.14:9b,10 Si alguno adora a la Bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de Su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero.n La batalla de ArmagedónAp.19:11,14 [Yo Juan] vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos. Ap.19:19-21 Vi a la Bestia, a los reyes de la Tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra Su ejército. Y la Bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la Bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre. Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos.Ap.16:16 Los reunió en el lugar que en hebreo se llama Armagedón.n El MilenioAp.20:4 [Yo Juan] vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la Palabra de Dios, los que no habían adorado a la Bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años.Isa.11:6 Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará. Isa.11:9 No harán mal ni dañarán en todo Mi santo monte; porque la Tierra será llena del conocimiento del Señor, como las aguas cubren el mar.*Dan.2:44a En los días de estos reyes el Dios del Cielo levantará un reino que no será jamás destruido.n La batalla de Gog y MagogAp.20:7-9 Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión, y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la Tierra, a Gog y a Magog, a fin de ­reunirlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar. Y subieron sobre la anchura de la Tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del Cielo, y los consumió.n El juicio ante el gran trono blancoAp.20:11,12 Vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la Tierra y el Cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.*Ap.20:15 El que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.n Cielo nuevo y tierra nuevaAp.21:1,2 Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del Cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido.*Ap.21:24 Las naciones que hubieren sido salvas andarán a la luz de ella; y los reyes de la Tierra traerán su gloria y honor a ella.
CAPÍTULOS Y PASAJESSalmo 1
1 Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado;2 sino que en la ley del Señor está su delicia, y en Su ley medita de día y de noche.3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperará.4 No así los malos, que son como el tamo que arrebata el viento.5 Por tanto, no se levantarán los malos en el juicio, ni los pecadores en la congregación de los justos.6 Porque el Señor conoce el camino de los justos; mas la senda de los malos perecerá.
Salmo 2
1 ¿Por qué se amotinan las gentes, y los pueblos piensan cosas vanas?2 Se levantarán los reyes de la Tierra, y príncipes consultarán unidos contra el Señor y contra Su ungido, diciendo:3 Rompamos Sus ligaduras, y echemos de nosotros Sus cuerdas.4 El que mora en los Cielos se reirá; el Señor se burlará de ellos.5 Luego hablará a ellos en Su furor, y los turbará con Su ira.6 Pero Yo he puesto Mi Rey sobre Sion, Mi santo monte.7 Yo publicaré el decreto; el Señor me ha dicho: Mi Hijo eres Tú; Yo te engendré hoy.8 Pídeme, y te daré por herencia las naciones, y como posesión Tuya los confines de la Tierra.9 Los quebrantarás con vara de hierro; como vasija de alfarero los desmenuzarás.10 Ahora, pues, oh reyes, sed prudentes; admitid amonestación, jueces de la Tierra.11 Servid al Señor con temor, y alegraos con temblor.12 Honrad al Hijo, para que no se enoje, y perezcáis en el camino; pues se inflama de pronto Su ira. Bienaventurados todos los que en Él confían.
Salmo 8
1 ¡Oh Señor, Señor nuestro, cuán glorioso es Tu nombre en toda la Tierra! Has puesto Tu gloria sobre los cielos;2 de la boca de los niños y de los que maman, fundaste la fortaleza, a causa de Tus enemigos, para hacer callar al enemigo y al vengativo.3 Cuando veo Tus cielos, obra de Tus dedos, la Luna y las estrellas que Tú formaste,4 digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, y el hijo del hombre, para que lo visites?5 Le has hecho poco menor que los ángeles, y lo coronaste de gloria y de honra.6 Le hiciste señorear sobre las obras de Tus manos; todo lo pusiste debajo de sus pies:7 Ovejas y bueyes, todo ello, y asimismo las bestias del campo,8 las aves de los cielos y los peces del mar; todo cuanto pasa por los senderos del mar.9 ¡Oh Señor, Señor nuestro, cuán grande es Tu nombre en toda la Tierra!
Salmo 19
1 Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de Sus manos.2 Un día emite palabra a otro día, y una noche a otra noche declara sabiduría.3 No hay lenguaje, ni palabras, ni es oída su voz.4 Por toda la Tierra salió su mensaje, y hasta el extremo del mundo sus palabras. En ellos puso tabernáculo para el Sol;5 y éste, como esposo que sale de su tálamo, se alegra cual gigante para correr el camino.6 De un extremo de los cielos es su salida, y su curso hasta el término de ellos; y nada hay que se esconda de su calor.7 La ley del Señor es perfecta, que convierte el alma; el testimonio del Señor es fiel, que hace sabio al sencillo.8 Los mandamientos del Señor son rectos, que alegran el corazón; el precepto del Señor es puro, que alumbra los ojos.9 El temor del Señor es limpio, que permanece para siempre; los juicios del Señor son verdad, todos justos.10 Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado; y dulces más que miel, y que la que destila del panal.11 Tu siervo es además amonestado con ellos; en guardarlos hay grande galardón.12 ¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos.13 Preserva también a Tu siervo de las soberbias; que no se enseñoreen de mí; entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión.14 Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de Ti, oh Señor, roca mía, y redentor mío.
Salmo 23
1 El Señor es mi pastor; nada me faltará.2 En lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará.3 Confortará mi alma; me guiará por sendas de justicia por amor de Su nombre.4 Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque Tú estarás conmigo; Tu vara y Tu cayado me infundirán aliento.5 Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa del Señor moraré por largos días.
Salmo 27
1 El Señor es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? El Señor es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?2 Cuando se juntaron contra mí los malignos, mis angustiadores y mis enemigos, para comer mis carnes, ellos tropezaron y cayeron.3 Aunque un ejército acampe contra mí, no temerá mi corazón; aunque contra mí se levante guerra, yo estaré confiado.4 Una cosa he demandado al Señor, ésta buscaré; que esté yo en la casa del Señor todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura del Señor, y para inquirir en Su templo.5 Porque Él me esconderá en Su tabernáculo en el día del mal; me ocultará en lo reservado de Su morada; sobre una roca me pondrá en alto.6 Luego levantará mi cabeza sobre mis enemigos que me rodean, y yo sacrificaré en Su tabernáculo sacrificios de júbilo; cantaré y entonaré alabanzas al Señor.7 Oye, oh Señor, mi voz con que a Ti clamo; ten misericordia de mí, y respóndeme.8 En mi corazón has dicho: Buscad Mi rostro. Tu rostro buscaré, oh Señor;9 no escondas Tu rostro de mí. No apartes con ira a Tu siervo; mi ayuda has sido. No me dejes ni me desampares, Dios de mi salvación.10 Aunque mi padre y mi madre me dejaran, con todo, el Señor me recogerá.11 Enséñame, oh Señor, Tu camino, y guíame por senda de rectitud a causa de mis enemigos.12 No me entregues a la voluntad de mis enemigos; porque se han levantado contra mí testigos falsos, y los que respiran crueldad.13 Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad del Señor en la tierra de los vivientes.14 Aguarda al Señor; esfuérzate, y aliéntese tu corazón; sí, espera al Señor.
Salmo 34
1 Bendeciré al Señor en todo tiempo; Su alabanza estará de continuo en mi boca.2 En el Señor se gloriará mi alma; lo oirán los mansos, y se alegrarán.3 Engrandeced al Señor conmigo, y exaltemos a una Su nombre.4 Busqué al Señor, y Él me oyó, y me libró de todos mis temores.5 Los que miraron a Él fueron alumbrados, y sus rostros no fueron avergonzados.6 Este pobre clamó, y le oyó el Señor, y lo libró de todas sus angustias.7 El ángel del Señor acampa alrededor de los que le temen, y los defiende.8 Gustad, y ved que es bueno el Señor; dichoso el hombre que confía en Él.9 Temed al Señor, vosotros Sus santos, pues nada falta a los que le temen.10 Los leoncillos necesitan, y tienen hambre; pero los que buscan al Señor no tendrán falta de ningún bien.11 Venid, hijos, oídme; el temor del Señor os enseñaré.12 ¿Quién es el hombre que desea vida, que desea muchos días para ver el bien?13 Guarda tu lengua del mal, y tus labios de hablar engaño.14 Apártate del mal, y haz el bien; busca la paz, y síguela.15 Los ojos del Señor están sobre los justos, y atentos Sus oídos al clamor de ellos.16 La ira del Señor contra los que hacen mal, para cortar de la Tierra la memoria de ellos.17 Claman los justos, y el Señor oye, y los libra de todas sus angustias.18 Cercano está el Señor a los quebrantados de corazón; y salva a los contritos de espíritu.19 Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará el Señor.20 Él guarda todos sus huesos; ni uno de ellos será quebrantado.21 Matará al malo la maldad, y los que aborrecen al justo serán condenados.22 El Señor redime el alma de Sus siervos, y no serán condenados cuantos en Él confían.
Salmo 91
1 El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente.2 Diré yo al Señor: Esperanza mía, y castillo mío; mi Dios, en quien confiaré.3 Él te librará del lazo del cazador, de la peste destructora.4 Con Sus plumas te cubrirá, y debajo de Sus alas estarás seguro; escudo y adarga es Su verdad.5 No temerás el terror nocturno, ni saeta que vuele de día,6 ni pestilencia que ande en oscuridad, ni mortandad que en medio del día destruya.7 Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; mas a Ti no llegará.8 Ciertamente con Tus ojos mirarás y verás la recompensa de los impíos.9 Porque has puesto al Señor, que es mi esperanza, al Altísimo por tu habitación,10 no te sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada.11 Pues a Sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos.12 En las manos te llevarán, para que tu pie no tropiece en piedra.13 Sobre el león y el áspid pisarás; hollarás al cachorro del león y al dragón.14 Por cuanto en Mí ha puesto su amor, Yo también lo libraré; le pondré en alto, por cuanto ha conocido Mi nombre.15 Me invocará, y Yo le responderé; con él estaré Yo en la angustia; lo libraré y le glorificaré.16 Lo saciaré de larga vida, y le mostraré Mi salvación.
Salmo 100
1 Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la Tierra.2 Servid al Señor con alegría; venid ante Su presencia con regocijo.3 Reconoced que el Señor es Dios; Él nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos; pueblo Suyo somos, y ovejas de Su prado.4 Entrad por Sus puertas con acción de gracias, por Sus atrios con alabanza; alabadle, bendecid Su nombre.5 Porque el Señor es bueno; para siempre es Su misericordia, y Su verdad por todas las generaciones.
Salmo 121
1 Alzaré mis ojos a los montes; ¿de dónde vendrá mi socorro?2 Mi socorro viene del Señor, que hizo los cielos y la tierra.3 No dará tu pie al resbaladero, ni se dormirá el que te guarda.4 He aquí, no se adormecerá ni dormirá el que guarda a Israel.5 El Señor es tu guardador; el Señor es tu sombra a tu mano derecha.6 El Sol no te fatigará de día, ni la Luna de noche.7 El Señor te guardará de todo mal; Él guardará tu alma.8 El Señor guardará tu salida y tu entrada desde ahora y para siempre.
Salmo 133
1 ¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía!2 Es como el buen óleo sobre la cabeza, el cual desciende sobre la barba, la barba de Aarón, y baja hasta el borde de sus vestiduras;3 como el rocío de Hermón, que desciende sobre los montes de Sion; porque allí envía el Señor bendición, y vida eterna.
Salmo 150
1 Alabad a Dios en Su santuario; alabadle en la magnificencia de Su firmamento.2 Alabadle por Sus proezas; alabadle conforme a la muchedumbre de Su grandeza.3 Alabadle a son de bocina; alabadle con salterio y arpa.4 Alabadle con pandero y danza; alabadle con cuerdas y flautas.5 Alabadle con címbalos resonantes; alabadle con címbalos de júbilo.6 Todo lo que respira alabe al Señor. Aleluya.
Mateo 6:9b-13
9 Padre nuestro que estás en los Cielos, santificado sea Tu nombre.10 Venga Tu reino. Hágase Tu voluntad, como en el Cielo, así también en la Tierra.11 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.13 Y no nos dejes caer en tentación, mas líbranos del mal; porque Tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.
Mateo 24:3-31
3 Estando Él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de Tu venida, y del fin del siglo [mundo]?4 Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe.5 Porque vendrán muchos en Mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán.6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.8 Y todo esto será principio de dolores.9 Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de Mi nombre.10 Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán.11 Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos;12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.14 Y será predicado este Evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.15 Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda),16 entonces los que estén en Judea, huyan a los montes.17 El que esté en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa;18 y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa.19 Mas ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días!20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo;21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.22 Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados.23 Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis.24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.25 Ya os lo he dicho antes.26 Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis.27 Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre.28 Porque dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas.29 E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el Sol se oscurecerá, y la Luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas.30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la Tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria.31 Y enviará Sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a Sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.
Juan 1:1-14
1 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.2 Éste era en el principio con Dios.3 Todas las cosas por Él fueron hechas, y sin Él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.4 En Él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.5 La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.6 Hubo un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan.7 Éste vino por testimonio, para que diese testimonio de la Luz, a fin de que todos creyesen por él.8 No era él la Luz, sino para que diese testimonio de la Luz.9 Aquella Luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.10 En el mundo estaba, y el mundo por Él fue hecho; pero el mundo no le conoció.11 A lo Suyo vino, y los Suyos no le recibieron.12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en Su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;13 los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.14 Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos Su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.
Juan 3:1-8, 16-21
1 Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos.2 Éste vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que Tú haces, si no está Dios con él.3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.4 Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.7 No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo.8 El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu.16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.17 Porque no envió Dios a Su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él.18 El que en Él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.19 Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.20 Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas.21 Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.
Juan 15
1 Yo soy la vid verdadera, y Mi Padre es el labrador.2 Todo pámpano que en Mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto.3 Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado.4 Permaneced en Mí, y Yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en Mí.5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en Mí, y Yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de Mí nada podéis hacer.6 El que en Mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden.7 Si permanecéis en Mí, y Mis Palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.8 En esto es glorificado Mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así Mis discípulos.9 Como el Padre me ha amado, así también Yo os he amado; permaneced en Mi amor.10 Si guardareis Mis mandamientos, permaneceréis en Mi amor; así como Yo he guardado los mandamientos de Mi Padre, y permanezco en Su amor.11 Estas cosas os he hablado, para que Mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido.12 Este es Mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como Yo os he amado.13 Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.14 Vosotros sois Mis amigos, si hacéis lo que Yo os mando.15 Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de Mi Padre, os las he dado a conocer.16 No me elegisteis vosotros a Mí, sino que Yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en Mi nombre, Él os lo dé.17 Esto os mando: Que os améis unos a otros.18 Si el mundo os aborrece, sabed que a Mí me ha aborrecido antes que a vosotros.19 Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes Yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece.20 Acordaos de la palabra que Yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor. Si a Mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado Mi palabra, también guardarán la vuestra.21 Mas todo esto os harán por causa de Mi nombre, porque no conocen al que me ha enviado.22 Si Yo no hubiera venido, ni les hubiera hablado, no tendrían pecado; pero ahora no tienen excusa por su pecado.23 El que me aborrece a Mí, también a Mi Padre aborrece.24 Si Yo no hubiese hecho entre ellos obras que ningún otro ha hecho, no tendrían pecado; pero ahora han visto y han aborrecido a Mí y a Mi Padre.25 Pero esto es para que se cumpla la palabra que está escrita en su ley: Sin causa me aborrecieron.26 Pero cuando venga el Consolador, a quien Yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, Él dará testimonio acerca de Mí.27 Y vosotros daréis testimonio también, porque habéis estado conmigo desde el principio.
1 Corintios 11:23-26
23 Yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan;24 y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es Mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de Mí.25 Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en Mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de Mí.26 Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que Él venga.
1 Corintios 13
1 Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.3 Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.4 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;5 no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;6 no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.8 El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.9 Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;10 mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará.11 Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño.12 Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido.13 Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.
Efesios 6:10-18
10 Hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de Su fuerza.11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del Diablo.12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia,15 y calzados los pies con el apresto del Evangelio de la paz.16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.17 Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios;18 orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos.
Filipenses 2:1-16
1 Si hay alguna consolación en Cristo, si algún consuelo de amor, si alguna comunión del Espíritu, si algún afecto entrañable, si alguna misericordia,2 completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa.3 Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo;4 no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros.5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,7 sino que se despojó a Sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres;8 y estando en la condición de hombre, se humilló a Sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.9 Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre,10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los Cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.12 Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor,13 porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por Su buena voluntad.14 Haced todo sin murmuraciones y contiendas,15 para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo;16 asidos de la palabra de vida, para que en el día de Cristo yo pueda gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he trabajado.
Hebreos 11
1 Es, pues, la fe la garantía de lo que se espera, la prueba de lo que no se ve.2 Porque por ella alcanzaron buen testimonio los antiguos.3 Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la Palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.4 Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó testimonio de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas; y muerto, aún habla por ella.5 Por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios; y antes que fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios.6 Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan diligentemente.7 Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe.8 Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba.9 Por la fe habitó como extranjero en la tierra prometida como en tierra ajena, morando en tiendas con Isaac y Jacob, coherederos de la misma promesa;10 porque esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios.11 Por la fe también la misma Sara, siendo estéril, recibió fuerza para concebir; y dio a luz aun fuera del tiempo de la edad, porque creyó que era fiel quien lo había prometido.12 Por lo cual también, de uno, y ése ya casi muerto, salieron como las estrellas del cielo en multitud, y como la arena innumerable que está a la orilla del mar.13 Conforme a la fe murieron todos éstos sin haber recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, y creyéndolo, y saludándolo, y confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la Tierra.14 Porque los que esto dicen, claramente dan a entender que buscan una patria;15 pues si hubiesen estado pensando en aquella de donde salieron, ciertamente tenían tiempo de volver.16 Pero anhelaban una mejor, esto es, celestial; por lo cual Dios no se avergüenza de llamarse Dios de ellos; porque les ha preparado una ciudad.17 Por la fe Abraham, cuando fue probado, ofreció a Isaac; y el que había recibido las promesas ofrecía su unigénito,18 habiéndosele dicho: En Isaac te será llamada descendencia;19 pensando que Dios es poderoso para levantar aun de entre los muertos, de donde, en sentido figurado, también le volvió a recibir.20 Por la fe bendijo Isaac a Jacob y a Esaú respecto a cosas venideras.21 Por la fe Jacob, al morir, bendijo a cada uno de los hijos de José, y adoró apoyado sobre el extremo de su bordón.22 Por la fe José, al morir, mencionó la salida de los hijos de Israel, y dio mandamiento acerca de sus huesos.23 Por la fe Moisés, cuando nació, fue escondido por sus padres por tres meses, porque le vieron niño hermoso, y no temieron el decreto del rey.24 Por la fe Moisés, hecho ya grande, rehusó llamarse hijo de la hija de Faraón,25 escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de los deleites temporales del pecado,26 teniendo por mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los egipcios; porque tenía puesta la mirada en el galardón.27 Por la fe dejó a Egipto, no temiendo la ira del rey; porque se sostuvo como viendo al Invisible.28 Por la fe celebró la pascua y la aspersión de la sangre, para que el que destruía a los primogénitos no los tocase a ellos.29 Por la fe pasaron el Mar Rojo como por tierra seca; e intentando los egipcios hacer lo mismo, fueron ahogados.30 Por la fe cayeron los muros de Jericó después de rodearlos siete días.31 Por la fe Rahab la ramera no pereció juntamente con los desobedientes, habiendo recibido a los espías en paz.32 ¿Y qué más digo? Porque el tiempo me faltaría contando de Gedeón, de Barac, de Sansón, de Jefté, de David, así como de Samuel y de los profetas;33 que por fe conquistaron reinos, hicieron justicia, alcanzaron promesas, taparon bocas de leones,34 apagaron fuegos impetuosos, evitaron filo de espada, sacaron fuerzas de debilidad, se hicieron fuertes en batallas, pusieron en fuga ejércitos extranjeros.35 Las mujeres recibieron sus muertos mediante resurrección; mas otros fueron atormentados, no aceptando el rescate, a fin de obtener mejor resurrección.36 Otros experimentaron vituperios y azotes, y a más de esto prisiones y cárceles.37 Fueron apedreados, aserrados, puestos a prueba, muertos a filo de espada; anduvieron de acá para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, pobres, angustiados, maltratados;38 de los cuales el mundo no era digno; errando por los desiertos, por los montes, por las cuevas y por las cavernas de la Tierra.39 Y todos éstos, aunque alcanzaron buen testimonio mediante la fe, no recibieron lo prometido;40 proveyendo Dios alguna cosa mejor para nosotros, para que no fuesen ellos perfeccionados aparte de nosotros.
Santiago 3
1 Hermanos míos, no os hagáis maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiremos mayor condenación.2 Porque todos ofendemos muchas veces. Si alguno no ofende en palabra, éste es varón perfecto, capaz también de refrenar todo el cuerpo.3 He aquí nosotros ponemos freno en la boca de los caballos para que nos obedezcan, y dirigimos así todo su cuerpo.4 Mirad también las naves; aunque tan grandes, y llevadas de impetuosos vientos, son gobernadas con un muy pequeño timón por donde el que las gobierna quiere.5 Así también la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He aquí, ¡cuán grande bosque enciende un pequeño fuego!6 Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el Infierno.7 Porque toda naturaleza de bestias, y de aves, y de serpientes, y de seres del mar, se doma y ha sido domada por la naturaleza humana;8 pero ningún hombre puede domar la lengua, que es un mal que no puede ser refrenado, llena de veneno mortal.9 Con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios.10 De una misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así.11 ¿Acaso alguna fuente echa por una misma abertura agua dulce y amarga?12 Hermanos míos, ¿puede acaso la higuera producir aceitunas, o la vid higos? Así también ninguna fuente puede dar agua salada y dulce.13 ¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre.14 Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad;15 porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica.16 Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa.17 Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía.18 Y el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen la paz.
por Jose Maria Busquets