Archivo de la categoría: REFLEXIONES

Sobre todas las cosas…guarda tu corazón…

He tenido que platicar con un amigo médico para poder escribir la parte que no domino, el como médico conoce mejor del tema para poder introducir pero tambien quiero retomar lo que el me comentó ya que me pareció que mi amigo Otto tenía mucha razón en esto que me decía…

Le consultaba que necesitaba me hablara sobre el corazón, latidos, fuerza, capacidad, cuidos médicos en fín me comentaba que irónicamente no es quizá un médidco, según su punto de vista el que deba hablar del corazón pero que haría su mejor esfuerzo para explicarse de forma sencilla…

Me decía que el corazón es un equipo de bombeo de sangre que dura unos 2000 millones de latidos, gobernado por un sistema electro-estimulado que responde a las necesidades sistémicas de oxígeno, nutrición y drenaje por vía sanguínea. recibe sangre de los pulmones para enviarla al resto del organismo y esta regresa para ser enviada de nuevo a los pulmones…

Es tan fuerte como el organismo que lo porta, pues a mayor demanda de actividad, gradualmente se fortalece a sí mismo… Cómo tener buen cuido de él? Con una dieta saludable, actividad física y saber sonreír cada día… este fue su punto de vista como profesional de la salud, ahora bien…hay algo más que me consideró importante fue su opinión respecto al tema, aunque nunca le dije que escribiría sobre este órgano, estamos en la misma sintonía en cuanto a cómo abordaría el tema y me pareció importante escribir su opinión al respecto también…

Me decía que siendo médico le gustaría pensar que el corazón, el cuál ha sido objeto de tantas canciones de amor y poemas no es sólo un órgano, que le gustaría creer que realmente la emoción más divina del ser humano, el amor, debe residir en el corazón…

No en una parte del sistema nervioso me decía… ya que es nuestro corazón el que entregamos como muestra de amor, pues sabemos que sin nuestro corazón morimos… y es ese el significado que se le da a alguien cuando se dice amarle…

Me decía, si alguien está en nuestro corazón es porque sentimos que “es nuestra vida”, Pero hay algo que me decía nos debe preocupar: En qué gastamos nuestros 2000 millones de latidos?… Que durarán unos 66 años, la esperanza de vida de cada ser humano en promedio, actualmente. Reflexionaba el mismo, será acaso en nuestro crecimiento y preparación para la vida gastamos casi la tercera parte de ellos…

En qué ponemos el corazón??? me decía,  en lo material? en una persona? en Dios? Los latidos de cada corazón son muy valiosos, son el ritmo de cada vida, la fuerza vital que nos impulsa… El corazón es el reloj de nuestro tiempo de vida terrenal… Que ese tiempo valga la pena depende de dónde pongamos el corazón… Así mi amigo reflexionaba sobre el tema, el cómo médico, como cristiano pensaba en el uso que normalmente damos al corazón, o la mayoría usa en su cuerpo este maravilloso órgano que Dios nos ha dado…

Reflexionando un poco más sobre el corazón, meditaba en que Dios como perfecto creador de nuestro organismo, como el que sabe como funcionamos, somos, actuamos y vivimos en su misma palabra nos da las indicaciones cuando en Proverbios 4:23 “Sobre toda cosa guardada; guarda tu corazón, porque de el mana la vida”…es el lugar donde tu enemigo espiritual quiere atacar, entrar y destruir…tampoco Jesús mismo dijera que los “limpios de corazón entrarían al Reino de los cielos”…

Pero me dirás cómo es eso? el corazón es un músculo como deciámos, ya mi amigo Otto ampliamente me explicaba no solo la parte médica sino su reflexión sobre el tema…qué tiene que ver ese músculo con todo lo que hablamos, porqué debemos guardar, como se puede pecar con un músculo?…cómo se puede odiar, rescentir, tener malos desos de venganza, etc…y es que cuándo se refiere al corazón, Dios no está hablando más que del alma…donde radican todas las emociones, sentimientos, pensamientos, es la parte con la que nosotros sentimos y es la que debemos guardar…nuestra alma…

En nuestra alma están todas las partes de nuestro cuerpo que sienten, la mente, el corazón y es lo que debemos día con día pedir a Dios tener bajo el dominio del Espíritu sin el cual, cada uno estaría extraviado, perdido, solo, con vacíos y desesperado…es ahí que puede entenderse porqué una persona cuya vida espiritual está apagada, lejos de Dios o no vive para el sino para sí mismo, necesita, depende de mucha medicina para estar mejor, porque los antidepresivos, pastillas para la presión sea alta o baja, y todo tipo de cosas que no son llenas más que solo por Dios…

Es ahi que se vuelve imperante, necesario que nuestra vida, nuestra alma, espíritu y cuerpo sean alimentados por el Espíritu de Dios a través de la  biblia, a través de la oración, a través de congregarnos, es por eso que cuando no hacemos todo esto nuestra vida es vacía…y muchos intentan llenar todo esto que no llenan con Dios de que: de ropa, de vehículos, de lujos, ambicionan cosas que otros tienen, desean la vida de otros, quieren quitar, robar ideas, tener lo que otros tienen…porqué porque así creen que son felices y en verdad no lo son…porque al final…porqué muchos necesitan drogarse para ser felices, porqué algunos necesitan tomar cerveza, pastillas, ir a fiestas, bailar hasta el amanecer…es por lo mismo…porque hay un vacío en su corazón…que el no sabe pero solo puede llenar Dios…solo puede cambiar Jesús…

Hace muchos años, yo no sabía que era que alguien hiriera tu corazón, realmente no le daba importancia a eso, pero entendí…que cuando alguien te ha dicho algo que te duele y que jamás nadie te ha dicho y peor cuando viene de quien menos lo esperas…eso si que puede doler…y así poco a poco Dios ministró mi vida en ésa área y entendí…que puedo guardar cualquier cosa para protegerla, pero sobre toda cosa que pueda guardar, debo guardar mi corazón…pues si permito que todo eso que otros suelen muchas veces destilar: mentiras, egoísmo, enredos, difamación, calumnias, inventos de cosas que no he hecho jamás ni dicho, aún en medio de mi imperfección…he comprendido que es el corazón el que debe guardarse y cerrarse en el momento que debe hacerse…

Recuerda guardar tu corazón, en el debe habitar Jesús el debe tener todo ese lugar para el…y sacar todo aquello que nos impide vivir como Dios quiere que vivamos, nadie puede dar lo que no tiene, si permites que en el habiten mentiras, odio, egoísmo, narcizismo, envidia, celos, discordias, pleitos, chambres, malidicencias, rencores y todo aquello que no conviene tengas en tu vida…aunque tu te digas hermosa, guapo, bello, o bella…con todo respeto nada de eso irradiarás…porque lo que habita en tu corazón…es lo que hablará siempre tu boca, ésto último no lo dije yo tu sabes donde está…si quieres llenar tu vida, tu alma, tu corazón de cosas distintas…no tienes más que buscar de Jesús…

…por
       …Cristina Hidalgo de Marroquín

Impactos: 4

Carta de un Hijo

Carta de un Hijo

No me des todo lo que pida.
A veces sólo pido para ver hasta cuánto puedo alcanzar.
No me grites.
Te respeto menos cuando lo haces,y me enseñas a gritar a mi también, y yo no quiero hacerlo.
No me des siempre órdenes.
Si en vez de órdenes, a veces me pidieras las cosas, yo lo haría más rápido y con más gusto.
Cumple la promesa, buenas o malas.
Si me prometes un premio,dámelo: pero también si es castigo.
No me compares con nadie, especialmente con mi hermano y hermana.
Si me haces sufrir lucir mejor que los demás, alguien va a sufrir: y si me haces lucir peor que lo demás, seré yo quien sufra.
No cambies de opinión tan a menudo sobre lo que debo hacer; decídete y mantiene esa decisión.
Déjame valerme por mi mismo.
Si lo haces todo por mí, yo nunca podré aprender.
No digas mentiras delante de mí, ni me pidas que lo diga por ti, aunque sea para sacarte de un apuro.
Me haces sentir mal y pierdo la fe en lo que me dices.
Cuando hago algo malo, no me exijas que te diga el “por qué lo hice”.
A veces ni yo mismo lo sé.
Cuando estas equivocado en algo, admítelo y crecerá la opinión que tengo de ti.
Y me enseñarás a admitir mis equivocaciones también.
Trátame con la misma amabilidad y cordialidad con que tratas a tus amigos; que seamos familia,eso no quiere decir que no podamos ser amigos también.
No me digas que haga una cosa si tú no la haces.
Yo aprenderé siempre lo que hagas aunque no lo digas; pero nunca haré lo que digas y no hagas.
Cuando te cuente un problema mío,  no me digas: “no tengo tiempo para boberías” o “eso no tiene importancia”.
Trata de comprenderme y ayudarme.
Quiéreme y dime que me quieres.
A mi me gusta oírlo, aunque tú no creas necesario decírmelo.

 

Impactos: 4

Un abrazo puede salvar!

Recordarás a Jackie Robinson el primer hombre de color que jugó en las ligas mayores de baseball en su primera temporada con los Dodgers de Brooklin.

Robinson se enfrentó con serpientes casi a donde quiera que viajaba. Algunos pitchers tiraban pelotas rápidas a su cabeza.

Los corredores lo injuriaban en las bases, frases brutales se escribían en tarjetas o dichas desde bancas de jugadores (dugouts) opuestas.

Aun la gente de casa en Brooklin lo veía como objeto de reproche (rechazo) durante un juego en Boston, los insultos raciales llegaron a un punto crítico.

Para empeorar la situación Robinson cometió un error y permaneció humillado en la segunda base mientras que los fans le gritaban insultos.

Otro Dodger, un sureño, hombre blanco, llamado Pee Wee Reese, pidió tiempo fuera, caminó desde su posición hacia la segunda base de Robinson, y con la multitud viéndole, puso su brazo alrededor del hombro de Robinson.

Los fans se callaron. Robinson más tarde dijo que el brazo sobre su hombro salvó su carrera.

A veces en la vida un pequeño gesto puede salvar una carrera, una profesión o el sueño roto de alguien. No detengamos nuestro paso cuando impulsados por Dios podemos ser bendición a otro.

Esforzaos y animaos; no temáis, ni tengáis miedo del rey de Asiria, ni de toda la multitud que con él viene; porque más hay con nosotros que con él.
2 Crónicas 32:7

Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis. 1 Tesalonicenses 5:11

 

Impactos: 11

Qué doy?…

Qué doy?…
gotitas de vivencia…
No tenía nada que dar para esa navidad a sus hijos, deseaba tener un poco para comprarles lo que ellos deseaban, mami quiero esto, mami quiero aquello, mami podés comprarme esa muñeca bebe…la madre deseaba tener para poderselos comprar…
En su interior su preocupación por los pagos pendientes, la casa, la comida, sus utiles, la matricula del proximo año y tantos compromisos pendientes, hacía mucho tiempo que no tenía trabajo y que podía hacer…
Quisiera poder darles lo que quieren y lloraba porque no podía dar tan siquiera una cosa a sus pequeños, y el pequeño árbol de navidad no tenía regalos…
Se reunió con ellos cierto día y les dijo: mis pequeños he podido recoger para pagar sus matriculas para el proximo año, pero solo para eso no puedo comprarles lo que me piden, por favor comprendan que para mi es de mayor importancia que ustedes puedan estudiar el proximo año, por favor perdonenme porque no puedo comprarles nada para navidad…
Contrario a muchas historias en las que siempre de pronto alguien les concede los deseos a los niños que no tienen regalos, en esta historia nadie les dió un regalo a los pequeños, su madre no pudo tener para comprarles algo pues si lo hacía se quedaban sin comer…
Tristemente el mundo actual se llena de que navidad es regalos, juguetes, comida y celebración, pero muchos no tienen nada, y no siempre sale alguien al rescate que les da algo, pues muchos con su indiferencia ante las necesidades de otros olvidan lo que es compartir…
No puedo juzgar el porque estos niños no tenían un regalo de parte de su madre, pero cada vez es menos la gente que tiene compasión y muchos dan solo si van a salir en television con un cheque en la mano y se les reconoce lo que hace públicamente…
Estos tiempos en los que celebramos la venida del mayor regalo que Dios nos hizo que es darnos a su hijo Jesus para perdonar nuestros pecados, recordemos que todo va de la mano, el amor, la compasión, la sencibilidad y el ser agradecidos…en la medida que podamos demos, en la medida que Dios nos da demos…
Muy felices fiestas…Felíz Navidad para todos!!!!!…
Muchas bendiciones para ustedes y agradecimientos a Dios por el regalo de Jesús  para nuestras vidas….
…por
…Cristina Hidalgo de Marroquín

Impactos: 8

Para mi hijo Adulto

Para mi hijo Adulto

“Todo tiene su tiempo y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora” Eclesiastés 3:1,La Biblia

PARA MI HIJO ADULTO
Mis manos estaban ocupadas todo el día.

No tenía mucho tiempo para jugar

Los pequeños juegos que me pedías.

No tenía mucho tiempo para contigo estar.
Tenía que lavar tu ropa, coser y cocinar,

Pero cuando venías con tu libro de colorear

Y me pedías que disfrutara de tu diversión,

Yo te decía: Un poco más tarde, hijo
En la noche te arropaba con seguridad.

Y escuchaba tus oraciones en la claridad,

Luego de puntillas la puerta cerraba con suavidad…

Me hubiera gustado quedarme un minuto más.
Pero la vida es corta, los años pasan volando…

Un pequeño niño creció muy rápido.

Ya a mi lado él no va a estar,

Sus preciosos secretos para confiar.
El libro de colorear guardado está,

Ya no hay juegos que jugar,

Ni besos de buenas noches, ni oraciones que escuchar…

Todo eso en el pasado se va a quedar.
Mis manos, una vez ocupadas, están quietas.

Los días son largos y difíciles de llenar

Desearía poder volver a tras y hacer

Esas pequeñas cosas que pediste en ese ayer.
Anónimo

La primera vez que leí este texto a mi hija era un bebé, entonces lo encontré hermoso, pero no me impresionó mucho Después de un tiempo cuando ella estaba un poco más grande, lo releí y me conmovió mucho, porque me di cuenta que a veces he actuado de esta manera:

“Ahora quiere la hija. Después la mamá lo ve. Después la mamá juega. Después la mamá lee.”

Realmente sentí que estaba perdiendo preciosos momentos junto a mi pequeña. Entonces comencé a prestarle más atención a ella, no seguí perdiendo los pequeños detalles que marcan la diferencia en su vida, un día ella ya no va a preguntar y dirá que echo de menos. Tengo que aprovechar este momento, porque ahora es nuestro tiempo.

Queridos mamás y papás, tenemos nuestras responsabilidades, nuestro trabajo y las labores en casa, así que …
nuestras luchas y afanes a diario, pero siempre vamos a recordar que crecen muy rápido. Aprovechemos más los momentos que pasamos a nuestros hijos.

“Debemos ser pacientes con nuestros hijos de la misma manera que Dios es paciente con nosotros.” – Renee Jordania

“Y vosotros padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos: sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.” – Efesios 6:04

Impactos: 3

Lecciones de Perro

Lecciones de Perro


Reflexiones Cristianas
Alguna vez hemos tenido un perro en casa y quizás hemos ignorado lecciones silenciosas que esos animales nos dan, por ejemplo:

Nunca pierda la oportunidad de salir de paseo.
Experimente la sensación del aire fresco y del viento en su rostro por placer.
Cuando alguien que ama se aproxima, corra a saludarlo.
Practique la obediencia.
Haga saber a los otros cuando están invadiendo su territorio.
Siempre que pueda duerma una siesta y desperécese al levantarse.
Corra, salte y juegue a diario.
Coma con gusto y entusiasmo, pero pare cuando esté satisfecho.
Sea leal siempre.
Nunca pretenda ser algo que no es.
Si lo que desea está enterrado, cave hasta encontrarlo.
Cuando alguien estuviere pasando un mal día, quédese en silencio, siéntese próximo a él y, gentilmente, intente agradarlo.
Cuando llame la atención, deje que alguien lo toque.
Evite morder cuando apenas un gruñido podría resolverlo.
En días templados, recuéstese de espaldas sobre la hierba.
En días calurosos, beba mucha agua y descanse bajo un árbol frondoso.
Cuando estè feliz, salte y sacuda todo el cuerpo sin inhibiciones.
No importa cuantas veces lo censuren, no se martirice con culpas que no tenga y no se ponga mal, corra inmediatamente de vuelta a sus amigos.
Alégrese con el simple placer de una caminata.
Aprenda del perro, pero no tenga una vida de perro. Viva como un hijo de Dios. Dios es tu Padre y tienes que vivir como Hijo del Padre Celestial.

Os ruego que viváis de una manera digna de la vocación con que habéis sido llamados. Efesios 4:1.

Pero a todos los que le recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios, es decir, a los que creen en su nombre. Juan 1:12

 

Impactos: 3