Archivo de la categoría: CITA CÉLEBRE

La enfermedad sutil de amar al dinero

La enfermedad sutil de amar al dinero

 

envelope_open_with_money_1600_clr_14362

 

Que estemos atentos y oremos contra el amor al dinero. En una enfermedad sutil, y frecuentemente más cerca de lo que suponemos. Y un hombre pobre está en el mismo peligro que un hombre rico. Es posible amar al dinero sin tenerlo, y es posible tenerlo sin amarlo. Que seamos como dice la Biblia: “contentos con lo que tenéis ahora” (He. 13:5.). Nunca sabemos lo que haríamos si de repente fuéramos ricos. En un hecho notable que solo hay una oración en todo el libro de Proverbios, y una de las tres peticiones en esa oración es la petición sabia – “no me des pobreza ni riquezas” (Prov. 30:8.).

                                                                                                                   J.C. Ryle

LA GLORIA DE DIOS: El gran fundamento del evangelio

LA GLORIA DE DIOS: El gran fundamento del evangelio

cielo

 Por John Piper

“Por amor de mi nombre diferiré mi ira, y para alabanza mía la reprimiré…Por mí, por amor de mí mismo lo haré, para que no sea amancillado mi nombre, y mi honra no la daré a otro” (Isaías 48:9-11).

Dios lleva a cabo la salvación por amor de sí mismo. Dios justifica al pueblo llamado por su nombre para que él pueda ser glorificado (Isaías 43:7).

¿Por qué Dios nos predestinó en amor para ser sus hijos? Para que la gloria de su gracia pudiera ser alabada (Efesios 1:6, 12, 14).

Declaremos con audacia y con fuerza lo que Dios más ama: La gloria de Dios. Cuidémonos de los mares de centralidad en el hombre (Is. 2:22).

La base, los medios y el objetivo del amor de Dios por los pecadores es su amor primero, más profundo y supremo para su propia gloria. Por lo tanto, hermanos,…el gran fundamento del evangelio es: ¡Dios ama su gloria!

Cita Célebre – No agregue nada a la Biblia

Cita Célebre – No agregue nada a la Biblia

black_holy_bible_1600_clr_1717

 

Cita célebre- No agregue nada a la Biblia -J.C. Ryle

Tengamos cuidado de intentar agregar algo a la Palabra de Dios, como necesario para la salvación. Provoca a Dios cuando juzgamos la Biblia ciegamente. Es como decir que su Biblia no es perfecta, que nosotros sabemos mejor que él lo que es necesario para la salvación del hombre. Es igual de fácil destruir la autoridad de la Palabra de Dios por agregar que por sustraer, por enterrarla bajo invenciones de hombres como denegar sus verdades. La Biblia eterna, y nada más que la Biblia, tiene que ser nuestra regla de fe, nada agregado y nada sustraído.

~ J.C. Ryle

Preguntas para reflexionar: ¿Cuáles son algunas cosas/principios que comúnmente agregan a la Palabra hoy día?  ¿Cuáles son algunos pensamientos que dan igual autoridad que la Bilbia hoy día?

Cita Célebre: La muerte no espera a nadie

Cita Célebre: La muerte no espera a nadie

 

Cita célebre – La muerte no espera a nadie

 

heavenly_gate_1600_clr_15294

” La muerte es el gran igualador. No perdona a ninguno, y no espera a nadie. No esperará hasta que estés listo. Ni puertas, ni rejas, ni cerraduras la mantendrán afuera. Una persona se jacta que su hogar es su palacio, pero con toda su jactancia, no puede excluir la muerte. Había un noble de Austria que no dejaba que mencionaran ni muerte ni viruela en su presencia. Pero, nombrado o no, tiene poca importancia, porque en la hora fijada por Dios, llegará la hora de la muerte.”

J.C. Ryle

Preguntas de reflexión:  Todos vamos a morir algún día, lo sabemos pero no nos resignamos cuando escuchamos la noticia ¿por qué nos aferramos tanto a nuestra vida en esta tierra? ¿A caso no amamos a Dios sobre todas las cosas que estamos dispuestos a ir con Él en cualquier momento? Que nuestro sentir sea como Pablo: “Para mí el vivir es Cristo y el morir es ganancia” Fil. 1:21 ¿cómo puedo hacer de este versículo una realidad en mi vida?

Cita Célebre – No desprecies los diez mandamientos

No desprecies los diez mandamientos

 

ten_commandments_1600_clr_8865

No desprecies los diez mandamientos

Ten cuidado de despreciar la ley de los diez mandamientos. No supongamos por un momento que se han echado a perder por razón del evangelio de Cristo Jesús, o que los cristianos no tienen nada que ver con ellos. La venida de Cristo no altera la posición de los diez mandamientos ni una jota. Más que nada, exalta y enaltece su autoridad (Ro. 3:31) La ley de los diez mandamientos es la medida eterna de Dios de lo bueno y lo malo. Por ellos nos llega el conocimiento del pecado. Por ellos el Espíritu Santo muestra a los hombres su necesidad de Cristo, y los lleva a él. Cristo refiere su pueblo a los diez mandamientos como la regla y guía para una vida santa. No nos pueden salvar. No podemos ser justificados por ellos. Pero, nunca, nunca debes despreciarlos. Eso sería un síntoma de una religión ignorante y no sana. El verdadero cristiano “se deleita en la ley de Dios”. (Ro. 7:22)

J.C. Ryle

Citas célebres – Caída interna – Francis Schaeffer

Citas célebres – Caída interna – Francis Schaeffer

Caída-de-Roma-300x220

“Roma no cayó debido a causas externas, tales como la invasión de los bárbaros.  Roma no tenía un sólido fundamento interno; los bárbaros solo completaron la caída – y Roma se convirtió gradualmente en una ruina.”

Francis Schaeffer

 

 

 

 

Preguntas de reflexión: ¿Cómo son mis fundamentos en mi vida con Cristo? ¿Tengo fundamentos firmes de tal manera que independientemente de los acontecimientos externos podré permanecer firme en Cristo? ¿Cómo puedo tener fundamentos firmes para que nada me derrumbe?

Citas célebres – Caída interna – Francis Schaeffer

Citas célebres – Caída interna – Francis Schaeffer

Caída-de-Roma-300x220

“Roma no cayó debido a causas externas, tales como la invasión de los bárbaros.  Roma no tenía un sólido fundamento interno; los bárbaros solo completaron la caída – y Roma se convirtió gradualmente en una ruina.”

Francis Schaeffer

 

 

 

 

Preguntas de reflexión: ¿Cómo son mis fundamentos en mi vida con Cristo? ¿Tengo fundamentos firmes de tal manera que independientemente de los acontecimientos externos podré permanecer firme en Cristo? ¿Cómo puedo tener fundamentos firmes para que nada me derrumbe?